2 de setembro de 2015
0 comentarios

Xogo - Retro: Análisis Gunship 2000 (Pc)

9/02/2015
¡Muy buenas muchachada! Volvemos al pistacho con otro de esos análisis retro que tanto o más nos emocionan a cada uno de los que pasamos gran parte de nuestra vida jugona entre pixels y gráficos de dudosa y a veces contraproducente resolución. Y más aún de enhorabuena deberían de estar los amantes de los simuladores y el buen vicio, porque esta semana y como vuelta de las minivacaciones que hemos disfrutado, le echamos el guante por fin a Gunship 2000: otro clásico de MicroProse -con lo que la calidad y la dificultad está más que asegurada- y secuela del original Gunship (Microprose, 1986), con gráficos y opciones mejoradas, y que formaría parte también años más tarde del Power Game II para DOS; un pack de videojuegos con títulos de la época y en el que podíamos verlo junto a otros como JetFighter y Indianapolis 500.


Despegamos. Chop, chop, chop, chop....

GunShip 2000 es un simulador de vuelo en el que, a los mandos de un helicóptero de ultimísima generación (o lo que se entendía por entonces como tal); ya bien sea Cobra o Apache, Blackhawk o Comanche (desarrollado éste último en la época por el ejército norteamericano también en el año 1991) y sumando un total de cinco además de los desbloqueables, debíamos de terminar con una serie de misiones desarrolladas en el Golfo Pérsico y Europa Central.

La versión de Dos (que es la que yo tengo y que data del año 1994) es, desde el punto de vista jugable, la más verosímil en términos prácticos gracias a los diferentes parches y mejoras hasta la fecha, aunque cuenta todavía con diversos defectos que lo apartan de lo que debería de entenderse como un completo simulador. Por ejemplo el consumo de combustible, insuficiente a todas luces al abusarse de los distintos checks de abastecimiento y rearme, o el hecho de que el manejo de cada uno de los helicópteros sea meramente genérico y no aporte grandes cambios en el sistema de pilotaje. No sucede así con los cambios visuales en cabina, que reflejan en cierto modo las diferencias de cada modelo, algo que de todos modos y en última instancia podemos corroborar al permitirnos el juego el paso de la vista en cabina a una en tercera persona desde el exterior.

vista en cabina

Visualmente el juego también mejora lo ya visto por el juego original de finales de los ochenta (de hecho en su publicidad rezaba la pegatina VGA). Mucho más colorista y mejor definido, con sobrados efectos y nuevos elementos que entonces ayudaban en la ambientación. Destaca el cuidado con el que ha sido dotado el terreno de juego, sorprendiendo algunos como los que nos llevan al lejano desierto en toda su inmensidad. Se echa de menos algo más de definición en los modelos de los vehículos aéreos aunque es cierto que son totalmente identificables, Vehículos enemigos, torretas antiaéreas y demás parafernalia bélica básica de los bandos contrarios así como animales o civiles a nuestro paso, pululan a sus anchas por los escenarios gozando para la época en la que fue desarrollado de una gran calidad.

La zona de briefing o preparatoria para las misiones también está muy bien implementada y disfruta de gran "realismo", llamando la atención los distintos modelos humanos dibujados a trazo, aportándole un extra de veracidad y espectacularidad al conjunto. Destaca también el sonido incluido y la banda sonora sin demasiadas estridencias, aunque puede chirriar un tanto el efecto que recrea las aspas del helicóptero al girar gracias al rotor.

cada partida puede ser única gracias a las posibilidades de configuración.

Pero otro punto a favor es su excelente jugabilidad y posibilidades de configuración a la hora de entablar el combate o decidir afrontar nuestra primera misión. Múltiples opciones tanto para el vuelo en cuanto a la equipación y armamento así como para la forma de jugar. Hablando de IA tampoco es que sea una fuera de serie, aunque nos supondrá venirnos abajo decenas de veces y volverlo a intentar. El jugador debe también saber aprovechar y controlar todos los elementos del terreno y el escenario presente para así usarlo en su beneficio. También es muy importante saber qué helicóptero y armamento debe de usar en cada misión.

Algo que seguro gustará a muchos es el saber que en éste juego se incluía originalmente un manual de más de 170 páginas con todos los pormenores y posibilidades del juego, lo cual deja bien claro la complejidad del mismo y fiel reflejo de cómo se cuidaba entonces a los usuarios. El resto y el grueso del juego sorprende al ocupar ni más ni menos que dos sencillos diskettes.

las diferencias con el original Gunship son más que notables.

Como último apunte, deciros que poco más tarde, en el año 1992, Microprose sacaría al mercado una expansión llamada Islands and Ice, la cual añadía dos nuevos escenarios: Filipinas y la Antártida, algunos nuevos elementos a lo largo de la partida, y además de los parches salidos hasta la fecha, un potente editor de misiones realmente completo e intuitivo con el que poder disfrutar del juego hasta límites insospechados.

La versión que tengo incluida en un pack. 2 diskettes y un manual de casi 80 páginas.


Si te ha gustado, comparte la entrada :

0 comentarios:

Postar um comentário

Échale un vistazo a todas las entradas de RetroNewGames

 
Toggle Footer
Top