3 de dezembro de 2013
6 comentarios

Análisis Televisor-Monitor LG 22MA53D: Actualizándome a los nuevos formatos

12/03/2013
Ya hace bastante que no me hago con algún nuevo cachivache o artilugio tecnológico. Para eso soy bastante conservador, además de que considero que si algo todavía funciona, gastarse el dinero por capricho es un insulto no sólo para el bolsillo sino para aquellos que no se lo pueden permitir. Es por eso que ni tengo un teléfono de última generación, ni un PC gamer ultrapotente, ni tablet ni portátil, ni PS4 ni demás moñadas que si bien durante los primeros días/semanas te hacen gracia, casi siempre acaban poco después olvidadas en un cajón. No las necesito. Y estoy seguro de que el 90% de sus compradores tampoco. Pero así es el sistema en el que vivimos y es lo que la mayoría ha aceptado como si estuvieran obligados a que fuera de ese modo. El concepto de la obsolescencia programada y los materiales fácilmente perecederos se inventaron para ese tipo de gente que, para desgracia de unos pocos, es la inmensa mayoría de los consumidores. Los mismos que cambian de teléfono cada pocos meses porque creen que así molan más.

llamadle vagancia o como queráis, pero no me apetecía sacar una imagen propia.

Sin embargo, tras más de diez años dándole estopa a mi viejo monitor LG Flatron CRT (sin ninguna queja salvo por el consiguiente deterioro progresivo de su calidad de imagen con el paso del tiempo, y mi vista), he decidido que ha llegado el momento de actualizarme. Me ha costado mucho deshacerme de mi antiguo LG. Relativamente, puesto que está guardadito en un armario como periférico de emergencia por lo que pudiera pasar. Pero han sido muchos años acostumbrado a su formato y la verdad es que hacerme con una nueva pantalla no me convencía del todo. 

Al final el elegido ha sido el LG 22MA53D. Un televisor con la opción de monitor bastante resultón. He vuelto a la marca, un poco porque soy un animal de costumbres y además confío en ella (una porque mis anteriores monitores de pc han sido LG, y dos, porque fui vendedor de televisores y de todas era la que más ofrecía y la que menos problemas reportaba por parte de los clientes). Tengo que reconocer que tras leer decenas de críticas y atender a las especificaciones con óptimos resultados para lo que esperaba, una vez en tienda me decepcionó un poco. Las 21,5 pulgadas y casi 22 (algunos vendedores la venden como tal), parecen muy poca cosa en exposición. Sin embargo una vez en casa y ya frente a él -todavía no muy convencido pero resignándome a que todas las pantallas eran así y más tamaño era también un dinero extra que no estaba dispuesto a asumir- al final los primeros minutos de uso fueron muy agradables además de que ya no me parecía tan pequeño. Una cosa bastante curiosa para alguien que tecnológicamente todavía se mantiene en los primeros años del milenio y en algunos aspectos en el siglo pasado (me gusta demasiado lo retro), es el hecho de que las pulgadas de antes no tienen nada que ver con las actuales. Incluso comparando mi televisor Samsung plano de 23 pulgadas y comprado hace ya unos años, con otros de 26 o 29 actuales, tengo que decir que las pantallas de antes eran mucho más grandes que las actuales. No me refiero al tamaño que ocupan sino a la amplitud de visionado. Imagino que es por los formatos 16:9 y 16:10 de las nuevas pantallas que engañan y hacen que 20 pulgadas de ahora sean en apariencia las 15 o 17 de antes. Sé que ésto no es en realidad así, pero la verdad es que en un primer vistazo da esa sensación.

mi viejo monitor CRT, el cual conservo casi como nuevo

Y es televisor, porque como sabréis muchos, soy asiduo de las consolas y sistemas ya obsoletos, y las salidas traseras que tiene me sirven para tal efecto. Además, la diferencia de precio no era demasiado grande y si quería seguir usando las consolas antiguas o el vídeo VHS (sí, tengo uno para mis numerosas cintas de Anime y con muy pocas horas de uso) no me quedaba otra. Una cosa que me ha gustado bastante, es que ni jugando con la Master System o la primera Playstation distorsiona en mucho la imagen, y de hacerlo tiene tantas opciones de configuración que no es algo que no se pueda solucionar con dos minutos de tu tiempo antes de jugar. Me sorprendió que tuviera que retocar el encuadre de la imagen al poner la Playstation 2 pero no en las otras siendo todavía más viejas.

Aprobado este pequeño aspecto, determinante para mí al menos para hacerme con este modelo en concreto, paso a referiros mis impresiones generales no como experto, ya que no tengo ni idea de datos técnicos ni soy un entendido en la materia como para hacerlo, sino como comprador y usuario general como muchos de vosotros.

Y ésto es lo que hay:

El monitor en sí es bastante fino para todo lo que ofrece, y además pesa muy poco.

LG 22MA53D

Todavía apagado, el monitor se nos presenta tras sacarlo del embalaje un tanto frágil. Esa al menos es, la primera impresión que nos da. Culpa de ello la tienen los nuevos materiales con los que se hacen ahora las carcasas, y lógicamente para un servidor que viene de un monitor grueso y compacto de tipo CRT, ésto se nota todavía mucho más. De todos modos es un espejismo, ya que en cuanto lo movemos un poco y lo situamos sobre la mesa descubrimos que no es así. Mucha gente se quejaba del pie que lo sostiene, que si se mueve demasiado, que si es endeble, etc, pero no quiero imaginar el trato que le dan. Yo lo tengo sobre una plataforma de madera para altearlo (tiene muy poca alzada, eso sí, pero para gustos), y mover se mueve, pero para que lo haga hay que darle una buena patada y con ganas a la mesa, mucho menos como para que se caiga. A no ser que trates el soporte como si fueras un gorila no tiene porque haber problema.

La caja al completo viene con un adaptador de corriente, un cable VGA (el típico y clásico para Pc), el pie ya mencionado, un mando a distancia con sus respectivas pilas, y una abrazadera para cables para quien la necesite, además de un CD con el manual en formato PDF. Poca cosa, en realidad.

Echándole un vistazo general al monitor descubrimos tanto sus entradas como salidas. Las justas y necesarias tanto para su uso en Pc como para vídeos antiguos y consolas de la misma época. Lo que sí le echo en falta es una conexión DVI, ya que teniendo una gráfica con esta opción es una pena no poder aprovechar la mayor calidad que este puerto ofrece en comparación con el VGA.

  • 2 puertos HDMI.
  • 1 conexión PC (D-Sub) clásica.
  • 1 USB 2.0 situado en el lateral para ver películas o escuchar música directamente.
  • 1 Entrada para Video componentes (YPbPr/YCbCr).
  • 1 Entrada de audio para PC.
  • 1 Euroconector o SCART.
  • 1 conector para antena.
  • Jacks para Altavoces y auriculares. 

detalle general de las conexiones (el resto se encuentra en el lateral derecho, que no sale en la imagen)

Habrá que tener especial cuidado al enganchar el pie, porque éste va a ser el que sustente el monitor sin peligro a que se suelte. De todos modos a no ser que lo agarremos precisamente por el pie y boca abajo, no tiene porque pasar absolutamente nada al quedar enganchado junto con el monitor. Atornillarlo es fundamental sólo por mayor seguridad. De todas maneras hay pies malos y muy estrechos, y éste no es precisamente uno de ellos. Personalmente creo que está bastante bien y es más que decente.

Una vez colocado en su sitio, y os recuerdo que tiene muy poca alzada (389.6 mm con el soporte), lo encendemos para probar el resto de sus características. Como monitor para PC alcanza una buena resolución (1920 x 1080 a 16:9) y ofrece una nitidez sobresaliente aún con el cable VGA. Los brillos y tonalidades que trae por defecto no resultan molestos para la vista y al contrario, se relaja. Sobre todo en entornos con mucha luz, y aquí es donde tenemos que destacar una de sus características principales en comparación con las pantallas tradicionales de tipo Led. El sistema IPS, del cual LG fabrica prácticamente todos los paneles existentes en el mercado, se deja notar en este tipo de lugares además de que podemos visionarlo sin cambios en el brillo o en los colores desde todos los ángulos. Algo que es de agradecer si por ejemplo usamos la pantalla anclándola en la pared y miramos la tele tumbados desde el sofá o desde la cama. De otro modo lo único que tendremos que hacer es regular su inclinación, bastante amplia de adelante hacia atrás pero no al revés. Un poco más de inclinación no le vendría mal, pero como digo, depende mucho de la colocación del espectador y si este monitor irá sujeto en un lugar concreto con poca movilidad. Algo que el IPS minimiza exponencialmente.

Para los que juegan y temen el denominado efecto Ghosting por el cual algunos videojuegos emiten un rastro muy molesto, decirles que ese era otro de mis miedos antes de comprar la pantalla. Para mi alivio pude comprobar con varios tipos de juegos de muchos y variados géneros que no existe tal limitación en este modelo. Y aunque la tasa de respuesta no baja de 5 según el fabricante (la buena de verdad es la de 2 aunque es difícil encontrarlos), podemos estar tranquilos ya que no tiene ese efecto, y si lo tiene yo al menos no lo noto. Para juegos que admiten bajas resoluciones, tampoco hay defectos que nos hagan tirar de los pelos. El monitor reescala automáticamente todo lo que le echemos encima y lo hace la mar de bien. La verdad es que estoy muy contento.

Ésto es todo lo que trae la caja

A nivel configuración, el monitor viene con muchísimas configuraciones para gustos y entornos donde la pantalla se encuentre expuesta. Los negros ahora sí son negros, y los colores son bastante más realistas que en cualquier otra pantalla que yo mismo haya podido ver. El Full HD es muy bueno, y en las emisiones preparadas para ello se hace notar. Películas y demás, también han mejorado muchísimo respecto a mi antiguo monitor CRT. He visto muchos Leds por ahí, y está claro que la tecnología IPS le da mil patadas en cuanto a calidad de imagen respecto a éstos. No hay color, nunca mejor dicho, en comparación.

El sonido corre a cargo de dos altavoces de 10W RMS con opción para Dolby Digital bastante bien resuelto. No es la panacea, pero éste se puede mejorar mediante el equalizador del menú. Que dicho sea de paso, es un menú que aunque al principio pueda parecer complejo es bastante sencillo de utilizar. Si queremos mayor potencia de sonido y calidad, sólo tenemos que conectar unos 2.1 a sus jacks de salida u otros a mayores a través de su conexión de audio posterior. Obviamente sólo de uso como televisor.

Una pega que sí podemos encontrarle, es en la opción TDT. Me pareció algo lento en comparación con otros modelos a la hora de salir la imagen al cambiar de canal. El mando a distancia, de tamaño medio, puede parecer demasiado sencillo en un principio, pero tiene todo lo necesario para manejar todas las opciones del aparato sin necesidad de acudir al panel frontal en el monitor. Un panel que si bien no gusta a todo el mundo, que sepáis que es de tipo táctil. 

No lo he medido, pero mientras unos vendedores atribuyen 22 pulgadas, otras le dan 21,5.

Tanto en los bordes horizontales como verticales, no existen puntos muertos de pantalla respecto a la carcasa. Es decir, la pantalla es visible al 100%. Lo cual por lo que he visto y comprobado, en otros modelos existe una diferencia de varios milímetros que comen un poco de pantalla.

Otra de las características que tiene, y que yo no uso, es la posibilidad de poder conectar el monitor con tu smartphone. De este modo podremos usar todos sus contenidos en la pantalla con su consiguiente mejor visionado y sonido.

Por último mencionar la opción PIP, a la cual me he aficionado mientras trabajo con el ordenador, por medio de la cual podemos estar usando el equipo como monitor y al mismo tiempo ver la tele en una pequeña pantalla de la que podemos modificar su tamaño. Funcional también a la hora de jugar a a pantalla completa.

Conclusión

La verdad es que estoy muy gratamente sorprendido por la calidad de este monitor y estoy muy contento de haberlo adquirido. No me esperaba tanto por su precio. Sí es cierto que la opción de televisión encarece el producto en al menos unos 30 euros, pero creo que ha valido realmente la pena. Temo que no dure tanto como el monitor viejo (las cosas no las hacen como antes), pero espero mientras aprovecharlo y sobre todo disfrutarlo. Quizás una entrada DVI me hubiera servido al menos a mí para mejorar algo la calidad de visionado, pero incluso con el VGA ésta es excelente, y aquellos que usen HDMI tienen dos conexiones. Si deseas un monitor a buen precio y que supla de largo todas tus pretensiones, ya bien como Tv o sólo para el PC, la compra es más que recomendable. Un poco más de tamaño como pantalla para el ordenador molesta a cierta distancia, y menos sería desaprovechar las posibilidades. Además, consume apenas unos 33w. Mucho menos que mi otro monitor. Lo único que lamento es no haberme cambiado antes.

Más información técnica y cifras, aquí.
Si te ha gustado, comparte la entrada :

6 comentarios:

  1. Hola RetroNewGames.

    Llevaba tiempo queriendo cambiar mi CRT. Ya la vista se cansa y la va dañando, y la mayoría de las páginas están pensadas para resoluciones mayores de 1024x768.

    Quería panel IPS, TDT con resolución Full HD, HDMI (¡encima éste tiene dos!), VGA, USB multimedia, y algo muy importante que pocos tienen: entrada y salida de audio por jack.
    Que no fuera mayor de 22" (los de 24 ocupan demasiado). Y encima éste tiene MHL.
    No se puede pedir más.

    Para este rango de precios, si dices que los altavoces no suenan enlatados/no distorsionan, con eso ya me vale. Porque la mayoría del resto suenan así y eso sí que es inadmisible. Imagino que sonarán prácticamente sólo agudos, pero como bien dices siempre se puede ecualizar. Su potencia es de las mejores (si no la mejor, la mayoría son de 2 X 3W). En cualquier caso, procuraré tenerlo conectado a la cadena musical.
    Sobre el TDT lento al cambiar de canal, es algo que ocurre en estos modelos económicos pequeños, si no en todos los fabricantes, en la mayoría.

    Si necesitas usar un monitor DVI, que sepas que hay cables de HDMI a DVI que no pierden calidad (como al combinar con VGA), pues ambas señales son digitales.
    Estos cables incluso transfieren el audio del DVI al HDMI (siempre que tu tarjeta gráfica sea capaz, claro) y sonará por el monitor directamente, sin cables adicionales.

    Sobre algunos AVI que no te lee, por desgracia esto pasa en cualquier TV de cualquier gama. No son capaces de implementarlo en condiciones. Una te lee unos, y otra, otros.
    Con lo fácil que sería utilizar los codecs del VLC (que son libres y se tragan todo).

    Sobre los materiales, viene a ser lo estándar en este tipo de monitores y gama. El plástico duro y resistente de los CRT se quedó con ellos. Ahora casi todo es acabado de plástico endeble y brillante que se llena enseguida de huellas, quitando televisores más grandes que ya pesan lo suyo y entonces sí son de materiales más resistentes.

    Sin duda iré a examinar el monitor en persona antes de decantarme por él, siempre es mejor verlo por uno mismo.

    Muy buen análisis, cubre todas las áreas. El resto eran pobres y/o se quedaban en las especificaciones (eso y nada, es lo mismo).
    Me ha sido de gran ayuda. Gracias. :-)

    ResponderExcluir
  2. Ah, se me olvidaba: También requería los conectores para conexiones por componentes (ya en extinción y sólo en contados modelos). Esto también era indispensable.
    Vamos, que es un monitor redondo.

    Un saludo.

    ResponderExcluir
  3. Gracias por los consejos usr y como no, por comentar. La verdad es que todavía hoy y después de la estopa que le he metido a este modelo (hice el análisis el año pasado), sigo muy contento con él. Sí, como bien dices, hay archivos de vídeo que no lee, pero si te digo la verdad, me ha pasado con vídeos de muy pocos minutos y contados. El resto de pelis y series que le he metido las ha reproducido sin rechistar.

    Lo que decía en el análisis y que tú has recordado. Si necesitas las conexiones antiguas, quieres un buen monitor para pc - televisión, y no te quieres gastar una fortuna es de lo mejor. Además me gustan mucho la cantidad de opciones que tiene para reescalar la pantalla manualmente. Me ha pasado con consolas antiguas que no se veían bien. Ha sido reescalarla de este modo y fenomenal.

    Por lo del sonido, puedes fiarte que se escucha muy decentemente. También a la hora de usar unos auriculares no hace ningún extraño. Redondo es decir poco. Ahora sólo queda ver el tiempo que dura, que seguramente no tanto como el CRT.

    Muchísimas gracias por pasarte ;)

    ResponderExcluir
  4. por cierto, que me imagino que ya lo habrás leído en el análisis. No te dejes engañar en la tienda por su tamaño. Allí parece más pequeño pero al llegar a casa es otra cosa.

    ResponderExcluir
  5. Ya, hombre. Será porque el marco es muy estrecho.
    Pero 21,5" son 21,5" aquí y en Roma. ;-)

    Mi Samtron 76DF aún sigue al pié del cañón después de 13/14 años a fuego. Actualmente le cuesta un par de minutos poner la imagen al tamaño adecuado (deja unos diez píxeles horizontales fuera de la pantalla hasta que calienta). Se va al desván con un más que merecido descanso.
    Este nuevo conque dure 10 años imagino que nos podremos dar con un canto en los dientes.

    Te seguiré en mi lector de noticias.
    Un saludo.

    ResponderExcluir
  6. jajaja. Los de antes, los mejores, sin duda.

    Gracias!

    ResponderExcluir

Échale un vistazo a todas las entradas de RetroNewGames

 
Toggle Footer
Top