13 de novembro de 2011
0 comentarios

Opinión: Estoy jugando a Skyrim... el acabose...

11/13/2011
 mmmmm.... OBLIVISKYRIM!!!

Divagación chapuza fruto de no tener otra cosa que hacer: Agharraivos!!

Primero fue Morrowind que llegó para abrirnos la boca, después vino Oblivion con el cual nos meamos en los pantalones y ahora llega a nuestros Pcs/consolas/pericodelospalotes Skyrim, el cual orgasmiza todos nuestros pensamientos.  

Bethesda lo ha vuelto a hacer. A agarrarnos bien amarrados por los huevos y apretar finamente con tal de que no perdamos el sentido. Lo tienen claro si cree que voy a hacer como si nada mirando hacia otro lado. Ahí me tendrá. Durante horas enganchado a la pantalla y descargándome mods de forma compulsiva al tiempo que me pongo gordo como un becerro. Y es que, ¿hay algo mejor que hacer como trabajar, estudiar, salir de copas, leerse un buen libro o aguantar al novio/a?

mmmmm... ays...no ^^

 sí, ya... las quests, el realismo. seguro que va a ser eso...

Sodomizado por Bethesda y sin vaselina:

Cualquiera de los juegos creados por Bethesda, sin excepción, han usurpado durante años gran parte de mi tiempo libre. Son unos auténticos especialistas a la hora de violar mis ratos de ocio. A partir del puñetero momento en que uno decide dedicarle unos minutos, estos se convierten en horas, días, meses y... ¿años?  Se acabó el comer a deshoras o acostarse a las tantas de la madrugada simplemente porque entonces tu vida como tal deja de existir. Ya no te llamas Jose , Pepito Grillo o Paquito, en cuanto entras lo más difícil es dejarlo y no atenderás a otro nombre que no sea (nombrequetuquieras) guerrero-mago de nivel 30 con propiedades en bla bla bla bla. Ya irá a currar el lunes tu abuela.

Pues sí, estamos locos, pero no hay más que ver la gran cantidad de personas que todavía hoy juegan a Morrowind o las propias que lo hacen a Oblivion (muchas más de las que nos pensamos). Son casi tan necesarios como el propio sistema operativo. Deberían de regalarse junto con el Guindous ya que una vez que entran se quedarán para siempre.

Yo mismo sin ir más lejos y hablando de Oblivion. Alguno se echaría las manos a la cabeza al saber que todavía no tengo más que un par de misiones de la trama principal realizadas. El resto de todas las horas que tengo, que son muchísimas, son las dedicadas a pasear y admirar las tierras de Tamriel. Las menos, en decenas de misiones secundarias y la creación de mods. ¿Por qué? pues no os mentiría si os digo que simplemente porque no quiero que llegue a terminarse.


¡¡TARAO QUE HACES QUE NO JUEGAS AL WOW!!

Por lo general los únicos juegos que duran tanto son los online, pero estos tres por no tener no tienen ni siquiera una miserable modalidad en Lan (sería un auténtico pasote la verdad)

Que un juego te dedique años tiene tela, pero que sea capaz de seguir entreteniendo, de seguir encontrando situaciones y detalles nuevos tiempo después es todavía de mucho más mérito. Son tan variadas las situaciones y tantas las misiones secundarias que uno se siente realmente como en un mundo con vida propia ( y eso sin contar los mods que las añaden). Cualquier otro título acabaría desinstalado pero con este tipo de juegos no ocurre eso. No sería raro verme con 80 años (toco madera de Ikea) dándole al "tiqui tiqui" y consiguiendo finalmente cerrar todos los portales.

así nos vamos a quedar de tanto skyrim

Volviendo la vista atrás, he de decir que Morrowind me pilló un poco por sorpresa y con los gallumbos ya bajados. Yo para entonces no tenía el pc como principal plataforma de juegos, por no decir que en ese justo momento mi equipo no podía moverlo. Os juro por Amon Rá, que lo instalé pero me iba tan mal que decidí guardarlo en la estantería a llenarse de polvo, así que pasó el día y pasó la romería. Morrowind se tuvo que esperar hasta tener un hardware algo más potente. (tenía un 166 que ya entonces usaba para half life, quake 2 y muchos más que me dieron grandes momentos de vicio aparte de dirigir misiles hacia otras galaxias)

Para cuando tuve un equipo decente que pudiera moverlo (mi apreciado Duron 900), Morrowind ya estaba un poco anticuado y eran muchos los que comenzaban a borrarlo de sus discos duros ¡¡SACRILEGIO!!. Aún así le dí una oportunidad y pude comprobar lo cierto que era todo lo que había leído de él hasta el momento. La libertad, la variedad, la cantidad de quests por hacer y la increible cantidad de opciones disponibles que creaban una auténtica borrachera mental en el más novato. Todo un mundo vivo al alcance de mi teclado y el ratón. En un simple click. Un juego de rol como la copa de un pino donde el protagonista indiscutible eras tú y las decisiones tomadas tendrían mucho que ver en el desarrollo de la historia.

la culpa es de este


No sé cuántas horas le dediqué aunque hoy mismo me arrepiento de no haberle echado más. Con Oblivion ya a punto de salir, el paroxismo de los aficionados era tal que hubo una crisis taquicárdica sólo de pensar en lo que se les venía encima. Y yo no iba a ser menos, pero como siempre... me tuve que esperar... por desgracia el micro de mi Pc no reunía una serie de características para poderlo jugar. Así fue como más o menos a principios del 2007 y tras soltar un poco el bolsillo pude mejorar el equipo (el mismo que tengo hoy), y obviamente lo siguiente fue instalar Oblivion (verídico).

La había liado parda. Se acabó el usar las tardes y fines de semana para otra cosa que no fuera caminar con mi bretona entre ciudades y montañas. No me lo podía creer. Morrowind a la enésima exponencia. Bonito, creíble, con muchísima más vida que el anterior y una banda sonora increible... demasiadas cosas por hacer. Luego más tarde y apagada la euforia, descubrí poco a poco que el juego ni mucho menos era perfecto y que había sido jugablemente un retroceso respecto al anterior. ¿Pero qué me importaba? Nada que no se pudiera solucionar con los mods. Ay los mods... si jugar hizo que me apartara del mundo los mods me sumergieron en un pozo todavía más profundo. Llegué a tirarme meses instalando y probando mods sin apenas jugar nada. ¿Enfermedad, locura, droga en el ColaCao? me la pela, que me quiten lo bailado.

 chan, chan, chan chan chan chan...

Quien pueda ver "mi" Oblivion atestiguará lo que digo. Se parece al juego pero no es ni de broma aquello que vio la luz en el 2006. Desde las texturas hasta los personajes, desde las condiciones climáticas y atmosféricas, cientos de armas y nuevas quests. Todo está modificado por mí y a mi gusto. No me gustan los mods de armas muy poderosas, al contrario, prefiero que el juego sea lo más difícil y realista posible. Todavía me sorprendo al ver que no explota cada vez que lo ejecuto. Con deciros que el OMM ya no admite más mods...

Skyrim llega y se queda

Ahora que estaba dosificando las partidas a la cuarta entrega, ahora que jugaba de vez en cuando (mentira cochina, es un parón temporal por otras obligaciones), ahora que había conseguido dedicar mi tiempo a cosas más productivas (me siento como Pinocho)... van estos y me plantan delante de los morros su quinta parte: Skyrim.

Si ahora puedo manifestar que puedo morir tranquilo, no quiero ni pensar cuando venga la siguiente parte. La incineración absoluta y mi castración. Skyrim es más de lo mismo sí, pero mucho más bonito y más realista. No está exento de errores, puesto que ya he encontrado unos cuantos (esos personajes deslizándose como en el corte ingles de la primera a la segunda planta... impagable) , pero sigue siendo magnífico. Ha sido salir de la primera villa, dirigirme camino abajo hasta llegar a los pies de una ciudadela en lo alto de un cerro, que he comenzado a eyacular de la emoción contenida. No os voy a contar la sensación porque tenéis que probarlo. Hablando claro es para correrse. Posiblemente se me pase cuando lleve unas cuantas horas más, pero la banda sonora, el paisaje y la sensación épica que te da es para vivirla y no contarla.

 la calidad gráfica de los "pechotes" ha mejorado significativamente

No voy ni de coña a dejar de jugar a Oblivion. Todavía me queda mucho por hacer y lo considero un apéndice más de una gigantesca aventura. Lo que sí está claro es que voy a dedicarle un poco más a la novedad, y más para que no se me pase el arroz. Casi siempre he jugado a destiempo y no quiero que con este me suceda. Además, me va fenomenalmente fluido a tope de calidad (no mucha, es un cutre port directo de las consolas).

Algunos me preguntan que cómo es que gustándome tanto este tipo de juegos todavía no los he analizado. La verdad es que se lo merecen, pero son tan grandes, tan inmensos que creo que ningún análisis les haría honor. Son mucho más que eso, aunque reconozco que me están dando ganas de dedicarle uno a Oblivion, del cual creo que ya estoy preparado para hacerlo.


Es domingo y mañana Lunes. Nunca volver al redil me ha costado tanto. Que se pare el tiempo y que el mundo se termine. Que caiga forzosamente enfermo. Me niego a seguir viviendo mi vida "real".

No caerá esa... pero por lo de pronto, me vuelvo a Skyrim que tengo algunas cosas pendientes. Y las que me quedan en Oblivion.... bufff... que estrés... para que luego digan...

¿Tendré que volver a Tamriel para que den buenas referencias de mí en Skyrim? Ya va siendo hora, ¿no?




Si te ha gustado, comparte la entrada :

0 comentarios:

Postar um comentário

Échale un vistazo a todas las entradas de RetroNewGames

 
Toggle Footer
Top