29 de maio de 2014
4 comentarios

Opinión - Endogamia en la Prensa de Videojuegos

5/29/2014
Vale. Lo reconozco. Soy endogámico. No sólo en favor de mí mismo sino también para con otros compañeros y medios humildes dedicados al sector de los videojuegos. Unas veces por devolver las buenas palabras y otras por simplemente regocijarme con el sano deporte del peloteo. Práctica un tanto infame según se mire, para qué voy a negarlo, pero que en el día a día de esta industria se repite más a menudo de lo que podamos imaginar; y que de igual modo tiene lugar en todos los ámbitos, aunque sobre todo –y por encima de todo- entre aquellos pequeños grupos o publicaciones de menos renombre en una suerte de simbiosis horizontal. Donde el pez grande se come al chico y los primeros tampoco se privan de hacerlo, aunque en su caso casi siempre rodeado de cierto hálito de falsedad. 

 mmmm... Lo mismo te digo una cosa que te digo la otra...

Sí, y seguramente tú, lector, también lo seas si es que alguna vez has sido administrador o en su defecto colaborador. No temas, no duele... al menos no de momento. Y es que todos sabemos -al menos los que nos dedicamos a algo de manera altruista y con los mínimos medios posibles- cuán difícil y complicado resulta mantenerse en la red de redes sin perder una pizca de la ilusión. Sobre todo la primeriza. Pero la falta de medios económicos, humanos o de tiempo, y todo un largo etcétera de contratiempos; supeditados a la participación de los lectores o su escaso interés, son algunos de los principales enemigos (en mi caso) del redactor amateur; ese que un buen día decidió dar el salto del anonimato para pasar a formar parte de ese poco agradecido mundillo que es el "periodismo" no profesional y sin remunerar, pasando la solución, generalmente, por la de buscar apoyo en colaboraciones o el trabajo de otros con el fin de hacerse notar; al igual que lo haría un pequeño banco de peces acosados por un depredador en mitad de un océano cargado de hostilidad; revistas, webs, y otros portales con mayores presupuestos y muchísimo más influyentes en el sector.

Así que, ¿qué buscamos además? ¿Qué cuando decidimos dejar de ser individualistas y asirnos al grueso de un grupo cuando en teoría de lo que se trata es de destacar por encima de todos los demás? Las asociaciones, las participaciones, los apretones de manos en busca de un fin común... están bien, y más aún cuando éstas se realizan con transparencia y sinceridad como cuando se disfruta de una férrea amistad. Sin embargo, existen otras alianzas, otras más interesadas, que por una cosa o por otra siempre acaban por irse al traste convirtiendo lo que era una colaboración entre "amigos" en una auténtica y encarnizada batalla campal. Más notable en terrenos especializados, y que se sirven los unos de los otros para alcanzar cierto porcentaje de éxito que sería imposible de hacerlo en soledad. Una forma más de salir a flote al fin y al cabo, y que si bien se da en todos los tipos de prensa (a veces más por la intención del propio colaborador que por la propia publicación), se hace todavía más patente en el ámbito amateur; blogs, webs, revistas, portales, fanzines, etc, son algunos de los medios no profesionales donde dicha cópula de buenas intenciones se da con más asiduidad. 

El chiki chiki me mola mogollón...

Esto no exime el que a veces la derrota o la caída llegue por incompetencia. Pero existen algunos medios que aún esforzándose cada día y dejándose la piel, no terminan de despegar. Es por eso que uno al final se acaba rindiendo, y me consta que muchos con muy mala fe, se acaban sirviendo de colaboradores y otros iguales, para hacer fuerza conjunta y asegurarse un extra sin tener que rendir cuentas a nadie y sin tenerles que remunerar. Lo que se traduce en tener gente trabajando para uno mismo por la cara. Todo este párrafo daría para otra entrada... y creedme, hay mucho más de lo que se habla... Pero no hay nada de malo en ayudarse los unos de los otros -al menos entre amigos- sobre todo si no se busca ese beneficio a costa de otros.

Y...¿por qué en teoría ésto sólo afecta a los medios más pequeños? Obvio... que diría tan pancho con su melodioso acento un señor argentino. Don Dinero. Y es que cuando todo va viento en popa en ese aspecto -en las publicaciones más grandes- rara vez se necesita de tal atención. El tráfico de visitas generado, la gran cantidad de medios y el renombre, hacen posible que sólo se alimenten en su egocentrismo sin tener que recurrir a los demás. Si acaso, sucede muy de vez en cuando y normalmente por cortesía o guardar las formas (lo que se conoce coloquialmente como "hacer el paripé"), aparece cierta vanagloria verbal en una especie de "tú me quieres pero yo te quiero más", siendo lo más probable (y visto con estos ojitos que Dios me ha dado) que internamente ambos se lleven a matar. 

Lo sé... dan ganas de cortarse las venas...

España es un país muy pequeño, y quienes se dedican a hablar de videojuegos acaban de una manera u otra rozándose entre ellos. Es inevitable coincidir, y si no es en un medio seguramente se haga en el siguiente. Porque al final son sólo cuatro los gatos que se dedican a esto, por decir una cifra, y muchos menos los que se llevan algo del pastel. Éso sólo se reserva para los grandes. ¿El resto? pues a mendigar.

Pero lo peor de todo este mismo "buenrollismo" del que hablamos, y de toda esta endogamia de colaboraciones, lisonjas y buenas palabras, suele terminar cuando el dinero hace acto de presencia de por medio. Cuando alguno de los dos protagonistas que hasta ese momento trabajaban felices codo con codo ve una puerta abierta desde la que poder despuntar. Entonces todo lo demás ya no importa y la avaricia suele hacer todo lo demás. En resumen: que ayudarse es perfecto y empatizar con iguales es lo ideal. Claro está que hay que llevarse bien, pero ojo amiguitos ahí fuera con quién nos juntamos a la hora de invertir nuestro tiempo y esfuerzo, porque puede que todo lo que hayamos conseguido, todo lo que hayamos hecho hasta ese momento, quede en nada, aunque lo peor de todo es que nos puede decepcionar para siempre, o más trágico todavía, nos puede corromper.

¡¡que sí, pesaos!!

Si te ha gustado, comparte la entrada :

4 comentarios:

  1. Gran articulo, sin duda tu mejor articulo. Aunque desgraciadamente se porque vienen estas lineas amargas, estoy complemente de acuerdo.

    En el mundo del videojuego, como cualquier otro se practica la endogamia, en demasía. A veces pienso que nos hemos vuelto un mundillo muy hermético.

    Y totalmente de acuerdo, cuando la colaboración se hace entre amigos y ganan las dos partes, es natural y sano.

    Lo malo es que siempre esta el listo que juega con las ilusiones y sueños de otros para llenar sus bolsillos y salir corriendo.

    ResponderExcluir
  2. Muchísimas gracias compañero!

    Pues sí. Se está convirtiendo lo de escribir sobre videojuegos en algo muy acotado. Todos se conocen. Y eso no debería ser un problema salvo cuando, como bien comentas, surgen personajes que desean aprovecharse de otros para su beneficio. Podría presentarte a varios redactores de algún que otro medio que han dejado de escribir sobre videojuegos precisamente por culpa de éstos.

    Triste, pero cierto...

    De verdad, gracias ;)

    ResponderExcluir
  3. Si queréis trabajar para mi decidmelo. Pago en especias ;)

    Sobre el articulo: cruda realidad.

    ResponderExcluir
  4. Todos decís lo mismo!! jajaja. Tristemente sí. Es la cruda realidad. Gracias por comentar, compañero ;)



    ResponderExcluir

Échale un vistazo a todas las entradas de RetroNewGames

 
Toggle Footer
Top