21 de novembro de 2018
0 comentarios

Xogo - Análisis: Silent Hill Shattered Memories (Wii)

11/21/2018
Con algún que otro contratiempo y como recordatorio de una extraña noche de verano arousano de 2016, por fin os traigo el sexto título de una de las sagas más prolíficas y longevas dedicadas al terror psicológico dentro del genérico Survival Horror. Los aficionados al miedo más profundo e intimista quizás recuerden con insano nerviosismo este videojuego, siendo éste el tercero de una lista pendiente en borradores y que, junto al inigualable Silent Hill 2, ha estado calentando motores en la parrilla a la espera de mejor ocasión. Disfrutemos entonces del análisis del que vería la luz en origen para Nintendo Wii (2010), y más tarde lo haría en otros sistemas como Playstation 2 y Psp. En el caso de la primera, cerrando toda una saga junto a la ya mencionada segunda parte y aquella sorpresiva entrega conocida y a la vez vilipendiada como The Room en 128 bits.



Silent Hill: Shattered Memories

Responsables también de Silent Hill Origins (2007) y expertos en portabilizar otros títulos en consola (Diablo para la primera PlayStation), los chicos de Climax Studios han sido los encargados de trasladarnos por sexta vez al pueblo más sumido en la niebla de la historia de los videojuegos. e Con muy buen acierto, al menos para mi gusto y a pesar de las notables diferencias jugables respecto a lo ya visto en la franquicia (máxime en el caso de Wii), convirtiéndose desde mi punto de vista en una experiencia francamente agobiante (para bien) y un gran representante del género al que pertenece. Ya no sólo por todo lo que supone ponerse a merced de este tipo de juegos sino -sobre todo y en particular- por el desasosiego resultante de vernos inmersos en una situación de desventaja y completamente privados de cualquier tipo de arma con la que poder defendernos de los peligros acechantes en la oscuridad. Y es que en Silent Hill: Shattered Memories no podremos hacer ninguna otra acción ofensiva salvo explorar, descubrir y decidir cómo afrontar todo aquello que se nos presente, pero por encima de todas las cosas... correr; característica que, al contrario de lo que pueda suponer para el jugador menos acostumbrado y a pesar de romper con una de las mecánicas clave de la saga, es muy disfrutable; si es que puede denominarse así, generando en nosotros muchos momentos de pánico y total indefensión.

Como buen Silent Hill, la sensación de soledad será total. Imagen de destructoid.com

Entrando ya en detalles, la historia nos pone en la piel de Harry Mason, protagonista del original Silent Hill de 1999, en lo que parece ser una revisión del mismo y, al igual que en aquel, teniendo lugar tras un accidente de coche y la consiguiente desaparición de su hija Cheryll. Y hasta ahí, ya que obviando lugares y personajes comunes, es en realidad un spin-off; provisto de una nueva trama y situaciones aunque compartiendo su universo.

Tras una secuencia introductoria que nos recordará al visionado de una vieja cinta VHS, poco a poco iremos descubriendo que es el propio Harry quien nos irá llevando de su mano y sus recuerdos hasta el final. A modo de interludio, y siempre presente durante toda la partida, un psicólogo nos irá evaluando mediante diferentes preguntas y tests de personalidad; como seña de novedad en esta entrega. Lejos de ser un simple entretenimiento, lo cierto es que todo aquello que se vea reflejado en las respuestas y también nuestras propias decisiones (mucho más sorprendente siempre y cuando seamos sinceros con nosotros mismos) tendrán consecuencias; ya bien sea por los mensajes y carteles que nos encontremos, objetos y situaciones, como incluso por la indumentaria de los personajes y la apariencia de muchos de los lugares que podamos encontrar. Como ya rezaba la publicidad de la época y haciendo también un poco de honor al título, el juego juega con nosotros tanto como lo hacemos nosotros con él. En mi caso, y para mi asombro, no es que el análisis psicológico final fuera del todo exacto pero sí bastante acertado.

Nuestro psicólogo sabe mucho más de lo que aparenta. Imagen de destructoid.com

Gráficos

Sea cual sea la consola plataforma escogida (Wii se ve ciertamente con menos "ruido", más consistencia y mejor acabado que PS2), el nivel gráfico es muy bueno sin ser de los titulos que más expriman todo su potencial. Si bien es cierto que algunas texturas no están del todo pulidas,  el detalle en general es bastante loable, y tanto objetos como estancias, y también ayudado por los distintos efectos climáticos (estando muy presente la nieve), todo está muy bien realizado aportando bastante realismo a la experiencia. La sensación de estar solos (según parece debido a un temporal de nieve que asola el pueblo) está muy conseguida a partes iguales tanto en interiores como exteriores, destacando la iluminación y sombras dinámicas proyectadas por la luz de la linterna en tiempo real sobre paredes y objetos, y que nos será muy util en los espacios menos abiertos donde reinará la casi absoluta oscuridad.

En un juego donde predominan los tonos apagados y grises, es de agradecer la ambientación resultante. Realmente nos sentimos partícipes de la incertidumbre, desesperación y soledad del protagonista mientras atravesamos habitaciones, pasillos, calles y otros lugares perfectamente reconocibles en la franquicia. Y aunque los primeros compases puedan resultar en cierto modo algo lineales, la verdad es que el juego ofrece recursos donde gozaremos de bastante libertad para explorar y con una buena ristra de coleccionables para recoger.

La carga de zonas es prácticamente inexistente y cada vez que abramos una puerta -sin dejar la vista en tercera persona con cámara al hombro- pasaremos a un nuevo lugar sin abandonar del todo lo que dejamos atrás.

Suerte de la linterna. Giantbomb.com

Sonido

De un modo general, el juego no escatima en efectos sonoros, sobre todo ambientales, también regalando nuestros sentidos con algún que otro tema musical de gran acabado y que será la pesadilla de muchos youtubers. Se echan en falta composiciones ambientales magistrales como las de entregas anteriores, pero las que hay cumplen muy bien su cometido con ese toque que todo Silent Hill debe tener. Es fundamental mantenernos alerta gracias a lo que podamos escuchar, pues de ello dependerá muchas veces nuestra supervivencia.

El doblaje de actores y mensajes de audio son bastante convincentes (en inglés aunque subtitulado al castellano), y en ningún momento he acusado algún tipo de sobreactuación. En general son bastante creíbles y aportan una buena dosis de realismo. Todos los demás efectos y sonidos de tanto criaturas como el resto del entorno aprueban y en ocasiones ponen los pelos de punta sin demasiado esfuerzo.

Será cuando todo se congele cuando deberemos prepararnos para lo peor... Giantbomb.com

Las pesadillas - Jugabilidad

Como ya os decia, Harry se encuentra aquí totalmente indefenso al no disponer de arma alguna, recogiendo así el testigo de otro grande como Clock Tower y dándole protagonismo al despiece de cada escenario en favor de la exploración. Será cuando todo a nuestro alrededor cambie y se congele (existe un mod que modifica este estado) cuando pasaremos automáticamente a lo que se conoce como las pesadillas. Aquí nos enfrentaremos a una serie de criaturas humanoides sin rostro que sin duda nos pondrán los pelos de punta y de las que sólo podremos zafarnos huyendo de ellas o usando el wiimote convenientemente. Derribar muebles y otros enseres a nuestro paso, también es una opción. Aunque hacerlo no es fácil, pues además de ser más rápidos que nosotros, muchos se llamarán entre ellos o realizarán emboscadas, convirtiendo este entorno un tanto laberíntico en la situación menos amable de todo el juego. Por suerte para nosotros, tenemos también la posibilidad de detenerlos temporalmente iluminando nuestra carrera mediante bengalas. Conviene decir que el juego cuenta con un tutorial básico para 'in situ' hacernos con la mayoría de las acciones.

Otro de los elementos característicos de esta entrega, es la inclusión de un teléfono móvil que nos servirá para obtener fotografías (al estilo project zero) de determinados lugares, recibir mensajes de texto y audio, así como la sorprendente posibilidad de recibir y realizar llamadas para obtener detalles y determinada información. La experiencia en este aspecto resulta muy llamativa además de realista, considerándolo todo un acierto.

Sobre el uso del wiimote nada que objetar. Se comporta de manera muy intuitiva incluso en los momentos de mayor peligro, mucho mejor que la versión con DualShock de Playstation 2 y siendo bastante más fácil de usar a la hora de interactuar. En ambos casos, abrir cajones y armarios o correr cortinillas entre otras muchas cosas, es muy gratificante.

No siempre estaremos solos en Silent Hill. Imagen de usgamer.net

Como buen Silent Hill tampoco faltan los puzzles, por desgracia no muy complicados, aunque sí son lo suficientemente entretenidos y variados como para no languidecer. Destacan muy gratamente aquí los diferentes ejercicios que el psicólogo utilizará para ponernos a prueba o evaluarnos; teniendo, como ya he dicho, consecuencias inmediatas en la partida.

Conclusión:

Aunque no fue muy bien acogido para la mayoría del público de hace casi una década, para mi gusto he de decir que es un juego bastante original y "divertido". De ambientación asfixiante en algunos momentos e instantes muy realistas, este Shattered Memories apuesta más por la exploración y cautela que por la acción con la que también jugaban entregas anteriores. Escapar y explorar, es aquí siempre una prioridad al estar desprovistos de un arma que nos dé cierta ventaja. Sin olvidar mencionar el hecho de que el juego evalúa los numerosos tests de personalidad; adaptándose a nosotros para ofrecernos una experiencia única y totalmente rejugable. No olvidemos tampoco que estamos ante un Silent Hill, y que mucho de lo que parece ser al final quizás no lo sea. El cambio de la cámara a nuestra espalda también nos obliga a cambiar el estilo de juego, lo cual no es malo sino simplemente diferente. Siempre se puede mejorar, pero por la experiencia ofrecida y si tuviera que darle una nota, sin duda sería un notable alto rozando el sobresaliente.

Durante la fase de las pesadillas es cuando peor lo pasaremos.digitalspy.com

Lo mejor:

-Dependiendo de nuestras respuestas ante el psicólogo, el juego tomará un camino u otro a la hora de mostrarse en pantalla.
-Todo en Silent Hill tiene sentido y a la vez nos permite hallar respuestas. Atento a las señales...
-De nuevo volveremos a ver a personajes ya conocidos.
-Basado en el Silent Hill original aunque con una trama diferente.
-Como de costumbre, según nuestras decisiones tendremos varios finales.
-Buena ambientación.
-Los efectos de luces y sombras dinámicas.
-Escenarios y estancias detalladas.
-La IA de los engendros en las pesadillas es bastante buena. Nos emboscarán e incluso alertarán a otras criaturas de nuestra presencia.
-El uso del Wiimote está muy bien adaptado al juego.
-La interacción con puertas, cajones y otros objetos se hace de una manera muy realista.
-Infinidad de coleccionables.
-Personajes secundarios muy interesantes y algunos de ellos se nos antojarán muy creíbles.
-Nuestra visita al psicólogo y los tests a los que nos someterá, marcan un antes y un después en la historia de los videojuegos.


Lo peor:

-Algunas texturas no están del todo depuradas.
-Las pesadillas harán que nos sintamos realmente incómodos. Es algo negativo sólo si sufres del corazón.
-Puzlees no muy complicados.


Más imágenes en breve...



Si te ha gustado, comparte la entrada :
Next
Esta es la entrada más reciente.
Postagem mais antiga

0 comentarios:

Postar um comentário

Échale un vistazo a todas las entradas de RetroNewGames

 
Toggle Footer
Top