30 de abril de 2019
0 comentarios

Xogo - Retro: Análisis Diablo 1 (Pc/Psx)

4/30/2019
Es uno de esos videojuegos que, después de más de 20 años (los cumplió en 2016), sigue siendo fuente de cientos de historias y anécdotas entre los aficionados. Lo suficientemente atrayente y único como para volver a introducirse en sus retorcidas profundidades y rejugarlo. Sin duda el más icónico y recordado de toda una saga; de las más queridas, reconocidas e influyentes en su género, y que vio la luz por primera vez en compatibles sorprendiendo a varias generaciones por igual. Entonces, jugar a videojuegos era todavía un recurso de ocio muchísimo más amable totalmente alejado del postureo y la medida de egos actual. Un producto de rol y acción de corte medieval con un toque arcade que lo hacía apetecible y cercano para todo tipo de públicos, también gracias a su excelente jugabilidad. Saludad, jóvenes y mayores, a esta gran joya de finales de los años 90 y, espada o arco en mano, o quien sabe si aferrados a la tosquedad de un báculo ígneo, preparaos para descender por fin hasta el más profundo de los infiernos.

Hoy, en RetroNewGames...

DIABLO

pam pa pa pa pa pam pa pa pa pam pa pa pa pam...
Fue en casa de un amigo -un sábado por la mañana, creo recordar- cuando vi por primera vez esta pequeña gran obra de la mano de la antigua Blizzard que tanto me había hecho disfrutar sólo un año antes con Warcraft (y de la que apenas sabía el nombre pero que después me tendría pegado al asiento con el magnífico Starcraft). Tan sólo una demo que contenía dos niveles y un personaje guerrero de base que ciertamente sabía a muy poco y que tras las primeras partidas y una intro animada sorprendente para la época, me había dejado con muchísimas ganas de más. Así que, ni corto ni perezoso, al lunes siguiente y aprovechando el 'recreo' durante unas clases, me acerqué con unos compañeros hasta un quiosquo próximo para poder rememorar aquello que me había dejado tan extasiado en la intimidad de mi hogar. No recuerdo ahora el nombre de la revista, posiblemente fuera "Pc Actual", pero lo que sí sé es que desde ese preciso momento un nombre reverberó por mucho tiempo en lo más recóndito de mis temores acelerandome el pulso y el ritmo de mi corazón.

Diablo: Su nombre todavía evoca temblores, estremecimiento, y toda una suerte de humedades en el pantalón...

Historia

Poco acostumbrados como estábamos por aquellos años a la épica de las mejores producciones, Diablo entró con muchísima fuerza en el ideario colectivo por varias generaciones. Tristán, el pueblo maldito y necesitado de un héroe que lo resucitara, se veía asolado por la lucha entre el bien y el mal, y la proximidad de miriadas de criaturas y entes surgidos del inframundo que tenían su entrada en la propia Catedral.  Sólo nosotros, y encarnando a cualquiera de los tres personajes a elegir; bien como guerrero, arquera o mago, nos veíamos entonces inmersos en una de las mayores y más peligrosas aventuras de proporciones bíblicas que podíamos disfrutar en compatibles. Apenas unos harapos malolientes y unas pocas monedas, serían nuestras fieles compañeras durante los primeros minutos mientras recorríamos los infinitos pasillos y muros de las catacumbas que se ramificaban a lo largo de más de 15 niveles. Ancianos, maestros y hasta una mesonera, ponían todo de su parte mientras nos ilustraban -con uno de los mejores doblajes existentes en la industria- y enconmendaban diferentes misiones a fin de encontrar al rey Leoric y a su hijo, y destruir a todo aquello engendrado por el mismísimo Señor del Terror, antaño encarcelado por los Horadrim

Esto sería, muy resumido, lo que da inicio al juego y que pone en aviso al jugador sobre la misión principal, aunque para nuestra suerte los de Blizzard subieron en el año 2014 toda la historia de la saga en perfecto castellano. Podéis acceder a ella desde aquí

No obstante, a lo largo del juego serán muchos los métodos por los que podremos conocer la historia completa y tribulaciones por las que realmente estamos allí.

What can I do for you?
Gráficos

Entre ambas versiones (Pc vs Playstation), la de compatibles es la que se lleva la palma gracias a las cualidades del Svga. Mayor resolución y definición tanto en escenario como en objetos y personajes, mediante una vista isómetrica que le sienta fenomenal y para no perder todo tipo de detalle, son claves a la hora de disfrutarlo en la versión de ordenador. Las animaciones y gestos de cualquiera de los tres personajes principales, modelos de enemigos y npcs, completan y casan como anillo al dedo en un juego dotado de una lúgubre, pero muy buena ambientación. También, y como parte del conjunto, menús, inventarios y las muchas líneas de texto, guardan el mismo tipo de diseño y fuente tan propia de la saga. Mención aparte para las escenas de vídeo -toda una revolución en su momento y semilla de futuros profesionales del cgi- que, aunque desde hace mucho tiempo están más que superadas, todavía siguen sorprendiendo. De hecho y desde entonces, cualquier animación en vídeo de Blizzard ha sido siempre su sello característico y sinónimo de calidad.

El aspecto gore también está presente como no podía ser de otro modo en un juego de esta índole, y os aseguro que en el año de su salida era de lo mejorcito, disfrutando como auténticos sádicos de las muertes, decapitaciones y evisceraciones presentes por doquier. Símbolos satánicos, cuerpos mutilados y empalados, además de toda la hueste de criaturas que intentarán acabar con nosotros, son también claro homenaje al nombre del que hace gala el título.


Sonido

Banda sonora soberbia (con temas realmente oscuros e inquietantes a excepción del que nos acompañará en el pueblo), lamentos y demás voces de personajes y gruñidos de criaturas, son un claro ejemplo de cómo debe de cuidarse este apartado en un juego. La pronunciación en perfecto inglés, raramente ha sido superada en tiempos actuales. Voces profundas y registros prácticamente teatrales para cada uno de los personajes no jugadores -e incluso para los protagonistas- cierran un círculo perfecto. La verdad que a día de hoy sigue siendo un placer absoluto.

Las pantallas de carga también están realizadas en 3D. Pantallazo de mobygames

Jugabilidad

Como decía con anterioridad, Diablo, aunque pertenece al género del rpg, no es un juego de rol al uso al estar más enfocado a un estilo arcade. Es decir: progresión y personalización de tipo medio (podemos mejorar hasta cinco estadísticas de nuestro personaje además de mejorarlo mediante el conocimiento de diferentes hechizos) que, para el jugador menos experimentado en este tipo de juegos, resulta menos complicado permitiéndole hacerse con el mismo ya desde los primeros compases.

Tres personajes, mago, guerrero y arquera (con a de hembra), cada uno de ellos con unas habilidades y destrezas básicas de inicio que podremos ir mejorando a medida que vayamos consiguiendo puntos de experiencia y que nos llegará gracias a los enemigos caídos en las mazmorras; siempre teniendo en cuenta la diferencia existente entre nuestro nivel y el de éstos, pues es muy posible que si accedemos a alguna zona o nivel sin disponer del equipo o poder adecuado, acabemos siendo pasto de las criaturas. El juego además es una experiencia única en cada partida, ya que cada vez que comenzamos éste genera nuevas mazmorras cambiando así la colocación de objetos y enemigos (algo que me dejó alucinado en su época). Además y dependiendo de algunos eventos tendremos acceso a un tipo concreto de misiones y por ende a armaduras y armamento. Un claro ejemplo es el primer personaje que nos encontramos a la entrada de la catedral de Tristán, que al ser así dará lugar a nuestra lucha con el "Carnicero"; un enemigo que incluso a niveles altos y sin la equipación adecuada se convierte en un duro adversario.

A lo largo del juego podremos encontrar o comprar diferentes armaduras, túnicas, y todo tipo de armas. Algunas de ellas son mágicas (con su nombre destacado en azul), mientras otras serán únicas y con propiedades extraordinarias (destacadas en dorado). Dependiendo de lo que llevemos encima, y más aún con dichos objetos mágicos, y para lo cual deberemos escoger sabiamente, tendremos más habilidades en ciertos puntos de nuestras estadísticas totales. De todos modos algunas de ellas, como en el caso del guerrero con la magia, tienen un tope que sólo podrá ser rebasado gracias a lo que portemos. Huelga decir que los personajes y según su clase son buenos dentro de su campo. Así, el guerrero será el personaje que aguante mejor los golpes y más tanque, mientras el mago hará lo propio con las habilidades mágicas y por ello más débil, mientras la arquera desactiva trampas y matará con relativa facilidad a distancia.

El guerrero será el más duro de los personajes. gog
Y ya que he mencionado al mago, hablemos de magia. Todos los personajes pueden usarla aunque ni por asomo con todo el poder del mago. La diferencia radica no sólo en la cantidad de puntos de magia disponibles sino también en los libros y pergaminos que cada uno de ellos puede leer. Y es que mientras el guerrero y la arquera sufrirán bastante para alcanzar ciertos niveles al igual que el consumo de maná será muy elevado, el mago apenas se verá penalizado por hacer gala de una potencia de ataque mágica mucho mayor. Apabullante algunos de los hechizos.

El uso del ratón como periférico principal, (conocido el juego como el revientaratones de innumerables clicks) le confiere al título una jugabilidad rápida y precisa. Y aunque difícil, gracias a su curva de dificultad bien ajustada y la posibilidad de reparación de nuestro equipo (sí, tanto armas como armaduras se desgastan) y el uso de pociones, en nuestro primer intento no será Diablo un juego imposible de terminar.

Multijugador

Ante la necesidad, fue con el lanzamiento de Diablo cuando Blizzard creó por primera vez la ahora más que conocida plataforma online Battlenet. Gracias a este servicio, y aunque en sus inicios no ofrecía todas las posibilidades actuales, éramos muchos los que pudimos jugar con amigos bien en cooperativo o simplemente para comparar la potencia e inventario de nuestros personajes. Recuerdo echarnos las manos a la cabeza al observar los niveles de algunos de ellos, y cómo se enfrentaban como si nada a los enemigos más fuertes. Entonces, casi todos nuestros conocimientos sobre el juego se basaban en el boca a boca, y muchas veces rodeados de cierto halo de misterio. La versión de Playstation, aunque no dispone de online, tiene un cooperativo a pantalla partida con sus buenas horas de diversión. Ideal.

La versión de Pc también permite las típicas partidas en conexión local. Partidas de muchísimo gozo, incluso cuando era todo un trabajo llevar el ordenador a varios kilómetros desde tu casa.

Diablo en Playstation 1:

Aunque por goleada gana la versión de compatibles, la verdad es que la de Sony no desmerece en absoluto si no disponemos de la primera. Nuevos efectos de luces, reflejos, el acceso a la historia del juego directamente desde el menú sin necesidad de encontrar los libros, y un cooperativo a pantalla partida, son algunas de las nuevas características de un juego que saldría un año más tarde. Como pega, y enorme, son las cargas y guardados excesivamente largos y poco recomendables para los que tienen poca paciencia. También, y puesto que es la versión que he terminado hace unos días, en cierto modo algo más fácil (o me ha dado a mí la sensación de que no hay tantos enemigos como en pc e incluso a nivel de inteligencia artificial son algo más "estúpidos"), y contra todo pronóstico muy intuitiva una vez nos acostumbremos a su manejo.

Algunos efectos son espectaculares en movimiento.


Lo mejor:

-Ambientación oscura muy lograda.
-Generación de nuevas mazmorras en cada partida (ubicación, objetos, enemigos...).
-Animaciones inmejorables y con todo lujo de detalle. Increíbles en su época.
-Amplísima variedad de armas, armaduras, magias... etc.
-Gran cantidad de hechizos.
-Fantástico doblaje (en inglés, of course).
-15 niveles principales que dan mucho de sí.
-Posibilidad de rejugarlo con el mismo personaje.
-Tres personajes con diferentes habilidades para elegir.
-Nuevos modos de dificultad desbloqueables al terminarlo por primera vez. Nightmare y Hell.
-Multijugador excelente (en la actualidad superado por Diablo 2).
-Cooperativo en la versión de Playstation en la misma pantalla.
-Nuevos detalles gráficos en Playstation.
-Tiene una expansión llamada Hellfire, creada por Sierra; con nuevas clases, historia y escenarios.
-Su éxito nos dio a conocer Diablo 2.


Lo peor:


-Menor resolución en la versión de Playstation.
-También en la versión de Playstation, cargas exageradamente largas.
-En inglés si es que no dominas la lengua de Shakespeare.


Conclusión:

Qué decir de este gran juego. Horas y horas le he echado no sólo en multijugador sino también por la enorme cantidad de veces que he vuelto a rejugarlo. Rol en estado puro aunque gracias a su aspecto arcade muy sencillo para el jugador nuevo en estas lides. Una banda sonora soberbia, gran cantidad de enemigos y todo un elenco casi interminable de objetos, todos ellos recreados con todo lujo de detalles en una ambientación exquisita, son sólo algunas de las virtudes que la gran obra de Blizzard tuvo a bien traernos a finales de los años 90. Su expansión, y nunca mejor dicho, expande su universo sin restarle calidad.

Un juego totalmente recomendable y que debes de jugar aunque sólo sea una vez en la vida. De él bebieron muchos otros del género.

Y nada más, os dejo con otras capturas.

*por cierto, lo tenéis disponible para su compra y desde hace muy poquito en gog.










24 de abril de 2019 (terminada la de psx)

Si te ha gustado, comparte la entrada :

0 comentarios:

Postar um comentário

Échale un vistazo a todas las entradas de RetroNewGames

 
Toggle Footer
Top