28 de agosto de 2012
0 comentarios

Opinión: Rejugando la saga Resident Evil de PSX

8/28/2012
Zombis, perros descarnados, arañas gigantes... y una de las mayores intrigas de laboratorio que el mundo de los videojuegos haya podido tener. Resident Evil. La saga de survival horror por excelencia regresa a las noches solitarias frente a mi televisor.



Y para ello he tenido que desempolvar mi vieja y querida Playstation. La primera de ambas (tengo dos). Sin chipear, cosa por la que muchos me criticaron y llegaron a usar como escarnio ante los demás. De hecho creo que muy pocas PSX antiguas a día de hoy están tal cual como llegaron a las tiendas. En mi caso incluso conservo la caja y el primer mando original (aguantándose en los dos casos como pueden), lo cual me llena de orgullo.

Estaba asqueado. Cansado de que ahora mismo todos los juegos se parezcan a los de siempre. Y no sabía a qué jugar que me entretuviera un par de horas antes de dormir. Tenía otras opciones, muchas de ellas, pero quería volver a sentarme en el salón como hace más de diez años. Jugando en solitario, en plena oscuridad e iluminado por el televisor. No sé qué tiene pero jugar en consola y en la sala de casa no tiene nada que ver ahora mismo con estar sentado frente a mi Pc. Que si bien actualmente se puede jugar perfectamente en las mismas condiciones desde un compatible, en mi caso no puedo hacerlo ya que el equipo se encuentra instalado por fuerza en el piso superior de la casa.

mmmmm... ¡susto!

Así que mi primera idea fue darle una oportunidad a algunos de los juegos que por tiempo nunca he llegado a terminar en Playstation 2, que por desgracia o fortuna son muchos. Onimusha Warlords y Splinter Cell: Pandora Tomorrow están entre ellos, y han sido exactamente éstos los escogidos y a los que poco a poco les voy dando un empujón para alternar. Sin prisas. Disfrutándolos pausadamente. Me gusta saborear los juegos sin que se convierta en una carrera contrarreloj.

Pero me faltaba algo. Echaba de menos cierta dosis de nerviosismo aderezado con una pizca de acción que tampoco se convirtiera en un festival de tiros y patadas. Que me obligara a hacer uso de los recursos inteligentemente y que se dejara jugar al mismo tiempo con tranquilidad. Que fuera capaz de traspasarme esa magia que pocos juegos hoy en día conservan. Y ahí estaba: el survival horror con Resident Evil a la cabeza.

que sí, es un render, pero, ¿a que tú también te preguntaste qué habría al otro lado del bosque?

Pero el ideal de Capcom hace tiempo que ha dejado de serlo para terminar convertido en un shooter más. Desde su cuarta entrega y las propias de GameCube que la saga no me chifla en absoluto aunque se dejan jugar. Así que la elección estaba clara. Tendría que tirar de los clásicos.

Y tengo que decir que haber escogido ese camino no podía ser mejor opción. Resident Evil: Director´s Cut ha envejecido perfectamente pese a los detractores. No es ni mucho menos comparable técnicamente con los títulos actuales sino más bien un elemento "prehistórico", pero su esencia sigue intacta y sólo aquellos a los que realmente les guste el género coincidirán en por qué no me equivoco al volver a rejugarlo. 

No sabría explicarlo pero volver a reexperimentar los momentos vividos a finales de los noventa supone incluso más refrescante que echarle el guante a muchos de los juegos actuales. Lo necesitaba. La sensación de encontrarme jugando de noche a un título de este tipo es sólo comparable al buen vino que mejora con los años. He llegado a encontrarme hablando conmigo mismo y maldiciendo cuando en una esquina me salía un Hunter. Maravillándome de qué habría más allá de la foresta cuando en realidad todo forma parte de un gráfico renderizado. Es indescriptible. Hay que probarlo. Y si nunca has jugado a este tipo de juegos que puede te repugnen por sus gráficos, es hora de que abras la mente y te atrevas a jugarlo.

la caja de mi juego original. siento la calidad pero no había luz (se me puede ver en el reflejo xD).

Pero la entrada de hoy no es un análisis sino una pequeña expresión de mis sensaciones. He de reconocer que me ha cogido algo oxidado y ahora mismo (al momento de escribir estas líneas), estoy jugando en el modo Director´s Cut propiamente dicho y los Hunters me sacan de quicio (hay tres por habitación y no tengo munición suficiente, así que voy a tener que armarme de valor y paciencia). Sustos como en su momento es cierto que ya no me mete --quizás también porque ya lo he jugado-- pero los enemigos siguen dándome respeto.

Ahora sólo me queda disfrutarlo y terminarlo para poder hacerle un análisis en condiciones hasta rejugar la segunda entrega.

Además, que nunca viene de más recordar los viejos tiempos. 

Así que... hasta otra.

cuando se vino a casa por primera vez fue todo un acontecimiento.
Si te ha gustado, comparte la entrada :

0 comentarios:

Postar um comentário

Échale un vistazo a todas las entradas de RetroNewGames

 
Toggle Footer
Top