12 de julho de 2019
0 comentarios

Xogo - Retro: Análisis Captain Silver (SEGA Master System)

7/12/2019
Captain Silver (キャプテンシルバー Kyaputen Shirubā) -inicialmente un videojuego distribuido en los salones recreativos de medio mundo- contó en las versiones domésticas de Europa y Japón con un título mucho más cuidado y completo que el que llegó a territorio norteamericano; con mayor número de niveles, distintos finales, y un número más amplio de enemigos aunque, en cualquiera de los casos, varios puntos por debajo respecto a la máquina recreativa original.

Capitán Silver; su nombre ya hacía presagiar cuánto le gustaba el vil metal. 

Data East, compañía hoy día difunta pero ampliamente conocida en el ámbito retro; y una de las mayores artífices de la industria clásica, sería la encargada de llevar a los salones otra de tantas historias bajo bandera pirata, para regocijo y deleite del personal de finales de los años ochenta. Así, un tal Jim Aykroid (Jack Avery en territorio USA), se embarcaba en una pequeña aventura bajo la excusa de encontrar un jugoso tesoro escondido en alguna parte en mitad del ancho mar. Corría el año 1987.

Dándole nombre al título y como malvado antagonista, la ira de un pérfido pirata llamado Silver trataría por todos los medios -y con ayuda de algunos esbirros- de pararnos los pies. Una buena cantidad de niveles repletos de múltiples peligros y, cada uno de ellos, con su propio y característico jefe final.

Con bastantes guiños dedicados al género tanto en el diseño de los enemigos como en la mayoría de las fases, Captain Silver se acercaría a nuestros hogares dos años después. SEGA y Nintendo; por ser entonces las máquinas de moda, tratarían con suertes dispares de igualar a la recreativa original. En el caso de la gran N, y de cuya versión no vamos a hablar ahora por ser ésta una lengua impronunciable más allá de los límites de Mordor, el título sería el que más diferencias adoptaría; cambiando no sólo niveles y enemigos, sino también modificando casi por completo la jugabilidad. La de Famicom, huelga decirlo, nunca saldría de Japón.


Quizás la fase más trabajada a nivel gráfico (que no jugable) sea la que da inicio al título.

Con Sega Master System, dos serían las versiones que jugaríamos en Occidente gracias a sus entonces poderosos 8 bits. Dos opciones con uno y dos megas, respectivamente; siendo la primera (la norteamericana), la menos completa y por consiguiente más sencilla, mientras que la que llegó al continente europeo era de todas las de sobremesa, la más difícil y con mayor número de extras, con diferencia. Esta versión, aunque en su tiempo la conocí gracias a los catálogos distribuidos por la propia Sega, no ha sido hasta hoy que me la he terminado gracias a la emulación y a mi querida PSP. Horas y horas de darle como un poseso, de intentarlo infinidad de veces y a punto de tirar la toalla, hasta que por fin y por cabezonería me he hecho con el jefe final. El juego, que es complicado aunque no excesivamente difícil, es, como veremos ahora, un título bastante estricto a la hora de ponerse con él.

Aunque es un juego de naturaleza sencilla, Captain Silver engaña bastante durante los primeros minutos hasta que por fin le vamos cogiendo el "truco". Con alguna que otra variación en uno y otro sentido (más aún si es que somos un poco torpes o simplemente novatos), el título es algo duro una vez superemos el segundo nivel o escenario. En parte debido a su escaso margen de error; para superar cualquier obstáculo sólo contaremos con una oportunidad (no existen puntos de daño como en la versión de Famicom), y sobre todo con algunos de los jefes finales, que nos obligarán a intentarlo más de una vez. Con algún que otro momento exasperante (cierto nivel a bordo de una barca...) y siempre teniendo en cuenta que una vez perdamos una vida, volveremos sobre nuestros pasos hasta cierto punto y otra vez vuelta a empezar. Si tocamos el agua o nos lanzamos al vacío, o como es lógico nos toca alguno de los enemigos, las tres vidas con las que damos comienzo a la partida no servirán de mucho. Mi consejo es que si acabáis hartos, lo dejéis para intentarlo otro día.

Versión europea.
Técnicamente, este clásico de temática pirata no es precisamente uno de los juegos más punteros y vistosos de todo el catálogo de Master System; digamos que está en la media de la época. Sin embargo, y eso ya es cuestión de gustos, se echa en falta algo más de detalle en algunos de los niveles y personajes, aunque no por ello merma su capacidad para entretenernos y la nota resultante final. Tenemos escenarios de lo más variado, un volumen decente de enemigos bien diseñados, jefes finales para cada una de las zonas, una tienda -al estilo Alex Kidd in Miracle World- algo de plataformeo en la última parte y scroll horizontal. Eso sin contar una especie de juego que consistirá en recoger de los enemigos caídos un número determinado de letras, que nos servirán para completar el nombre propio del título y gracias al cual nos darán, creo recordar, una vida extra. Lejos de ser un juego mediocre, Captain Silver es un título fresco y notable en general.

El sonido, por otra parte, incluye pocos elementos destacables salvo alguna melodía disfrutable. Correcto en este apartado, y sin más.

Versión americana.
Conclusión:

Captain Silver es de esos juegos que no llaman mucho la atención en un primer momento hasta que le pillamos el truco. Sonido aceptable, gráficos primerizos aunque por encima de la media de su momento, y algunos otros elementos que hacen del videojuego una experiencia singular. Un clásico que coronaba junto a otros los diversos catálogos de la época. La versión europea y japonesa es, por mucho, la que recomiendo y la mejor.

Lo mejor:

-6 niveles.
-Jefes finales.
-Duración decente. 
-Melodía resultona.
-Tienda y objetos potenciadores.
-Muy parecido a la versión arcade.
-Varios finales al intentarlo más de una vez.
-Buena cantidad de enemigos.
-Universo pirata.
-El "minijuego" de la sopa de letras.

Lo peor:

-Muy estricto en ocasiones.
-Controles que no responden del todo bien.
-A la versión americana le faltan niveles y enemigos.
-Momento Contra con una espada que dispara estrellitas (no es que me disguste, pero sí chirría un poco en la temática).

*Curiosidades:

-No se contempla en el manual, pero podemos ganar varios "continues", pulsando botón 1 + botón 2 + pad direccional hacia arriba durante la pantalla de Game Over.
-Se dice y se comenta... (yo no lo he comprobado), que si terminas el juego después de una continuación verás distintos finales. 



Si te ha gustado, comparte la entrada :

0 comentarios:

Postar um comentário

Échale un vistazo a todas las entradas de RetroNewGames

 
Toggle Footer
Top