14 de janeiro de 2013
0 comentarios

Xogo - Darwinia (Pc/Xbox)

1/14/2013
Venía incluido en uno de los famosos packs Humble y parecía que iba a seguir apartado en esa extensa lista que uno tiene y a la que nunca le presta la suficiente atención en Steam. Pero aunque sólo sea porque tuve curiosidad, he acabado instalando y descubriendo un título adictivo, bien cuidado, y que pese a la reticencia que pueda acarrear su sencilla puesta en escena, al final Darwinia se nutre de todo aquello que busca al fin y al cabo el jugador: esto es, diversión.

¡¡¡yuhuuuu!!!
Y cumpliendo más que excelentemente su cometido, Darwinia nos traslada a una especie de parque de atracciones (como así se nos hace saber durante las letras de bienvenida) donde una especie de seres verdes caricaturizados como monigotes planos, y a los que les llamaremos de ahora en adelante Darwinianos, se pasearán como parte de un programa de ADN virtual --confiriéndoles aspectos como personalidad, recuerdos y mortalidad-- por un mundo de malla en peligro de extinción a causa de un virus informático mortal.

Al parecer nuestra presencia en dicho mundo responde simplemente a un accidente. Y al igual que el protagonista, nuestro cometido como jugadores será defenderlos de los peligros que les acechan, cuidarlos y evitar que se extingan. Pero --y aquí es donde reside uno de los mayores logros de este juego-- es que al contrario que muchos otros títulos del mismo tipo, Darwinia se deja hacer por el jugador a pocos minutos que llevemos de juego. Con una facilidad pasmosa sin que por ello tengamos que estudiar algún complicado tutorial. Y es que además el juego no resulta nada complicado cuando con sólo unas pocas opciones y accesos directos podemos permitirnos hacer casi de todo.

las screens no son mías pero ya os aseguro que luce espectacular para lo que es.

Un muy buen trabajo de Introversion Software. Los británicos después de lo ya visto en Uplink, al final se han atrevido aquí con un título mucho más complejo a nivel visual. Y es que el título a nivel gráfico combina algunos efectos de carácter actual con muchos otros de aspecto más retro. Para empezar el mundo sobre el que nos moveremos está compuesto por una serie de islas en modo "wireframe" o de mallas, sin textura y construido a partir de aristas haciendo que la forma geométrica predominante sea lo más parecido a un triángulo. Lo mismo sucede con los enemigos, muchos de ellos simples vectores unidos con un único color. Por poner un ejemplo más cercano a lo que nos recordará la visión de tanto el cielo como el agua, lo haríamos nombrando a Minecraft.

Nuestras unidades jugables se reducen simplemente a unas cuantas profesiones entre las que destacaremos tanto a ingenieros como a soldados, cada uno de ellos con una muy definida intención, estando los últimos divididos en escuadrones que pueden ir mejorando a medida que se vayan desbloqueando más opciones. Los Darwinianos, por otra parte, resultan ser individuos pasivos, y como tales pulularán por todo el escenario aunque no por ello carentes de personalidad. Es muy gracioso verlos haciendo algunas acciones. Mención aparte para los ingenieros, cuyo diseño nos recordará cariñosamente a los más nostálgicos a cierto filme de los 80.

al principio son muy poquitos, pero después...

Nuestra labor en el juego no será otra que la de proteger a estas desvalidas criaturas. Y para ello deberemos recolectar, liberar zonas de enemigos (como parte del virus) y vigilar algunos sectores con unidades de asalto. Todo ello llevado a cabo de una forma magistral haciendo uso de la estrategia y con la inestimable ayuda del científico creador, quien irá --a modo de centro de investigación-- desbloqueando diferentes mejoras y recursos para nuestras unidades. Es gratificante terminarse alguna que otra fase donde habremos estado un buen tiempo estrujándonos el coco, aunque en sí mismo el juego no resulta muy complicado de llevar. Habrá que tener cuidado con el agua, ya que es un elemento de código que de tocarse supondrá el cese definitivo para la mayoría de las unidades.

Salvo por algunas melodías de muy buena calidad, que sonarán únicamente en la pantalla de elección de zona, el juego carece de una banda sonora competente aunque sí se han añadido ciertos sonidos y efectos de estilo retro que harán las delicias de muchos jugones. Juraría incluso que los soldados tienen alguna que otra palabra que suena a castellano ¬¬.

ta ta ta ta ta ta ta ta!!!!

Y metiéndonos de lleno en el tema de la jugabilidad, lo más destacable y que ya hemos nombrado, es quizás su facilidad de manejo por muy pocos minutos que llevemos de juego. Tenemos ingenieros, que serán los que recogan los espíritus de los enemigos caídos para convertirlos en Darwinianos, oficiales darwinianos para que nuestros rebaños no se desmanden, y soldados muy competentes que podrán ser manejados también de forma manual. El control, aunque es muy escueto, se nos hace más que suficiente para llevar adelante todo el sistema de juego. 

Como apunte, y que será explicado previamente por el científico (H para pedirle consejo), todas y cada una de las unidades o comandos son destruibles mediante la tecla c. Éstas podrán reponerse con facilidad siempre y cuando las introduzcamos dentro de nuestro radio de acción, al contrario que los pequeños y gentiles darwinianos, quienes morirán de forma irremediable hasta que un ingeniero recoga su alma y lo lleve a una incubadora para renacer como un individuo diferente aunque conservando sus recuerdos y memoria.

esos tipos tan guapamente vestidos son los soldados 

Quizás no termine de convencerme el control del ratón, en cuanto a que muchas veces pulsaremos sobre alguna unidad y al querer hacerlo sobre otra, ésta se detendrá de repente dejando de lado su última orden de movimiento. Por lo demás nada que objetar. Además, son tan buenos los desbloqueables con los que viene el juego, los guiños a otros títulos retro y las diferentes intros (alguna muy graciosa y que nos recordará a los años mozos), que algo como eso no empaña para nada el acabado general del juego.

Pros:
- Su aspecto retro.
- Las diferentes intros de inicio.
- Variedad de formas para llevar a buen término una misión.
- Bastante largo.
- Adictivo.
- Multijugador añadido con Multiwinia.
- Los guiños a muchos títulos retro.
- Cuando nos demos cuenta tendremos todo un batallón.

Contras:
- Quizás se echen en falta más tipos de unidades.
- Ciertos momentos con el control.
- Que sus gráficos puedan echar para atrás a más de uno.

Conclusión:
Así pues, Darwinia se nos presenta como un título con no pocas horas de entretenimiento (alrededor de unas 16 horas si es que somos pacientes) y que de sencillo que es nos parecerán un insulto las pretensiones de alguna que otra superproducción. Además, y puesto que en un primer momento el juego no vino con multijugador, los desarrolladores acabaron poco más tarde por sacar la versión online bajo el nombre de Multiwinia.

Podéis conseguirlo tanto en Steam como en Xbox Live.

Otros pantallazos...




Y un Vídeo :)


Hasta Lugo y más allá!!
Si te ha gustado, comparte la entrada :

0 comentarios:

Postar um comentário

Échale un vistazo a todas las entradas de RetroNewGames

 
Toggle Footer
Top