6 de outubro de 2015
2 comentarios

Xogo - Indie: Análisis Project Zomboid

10/06/2015
Dos veces que hemos tratado la obra de supervivencia desarrollada por Indie Stone en este blog. La primera, a raíz de una versión bastante inicial de la misma, y la segunda, con un pequeño tutorial que pretendía hacer funcionar el juego en distribuciones de Linux como Ubuntu. Project Zomboid, uno de los mejores y más realistas sandbox apocalípticos que existen, ha cambiado mucho desde entonces y, aunque todavía se encuentra en constante desarrollo y actualización (con un modo historia por desgracía en ciernes) me atrevo a decir que ya está lo bastante curtido como para tratarlo al igual que lo haría con un producto final.


Apocalipsis Zombie.

Como ya os mencionara hace ahora cuatro años, el juego nos planta en mitad de un extenso mapa ficticio a merced de los nomuertos. No hay escapatoria ni salvación posible ni más argumento que el de aguantar y sobrevivir. De hecho nos recuerdan durante los primeros segundos que lo que veremos a continuación son los últimos minutos, días o meses -según nuestra habilidad como jugadores- de nuestra vida antes de perecer. Estamos condenados a morir bien devorados por los zombis y superados por las circunstancias, o simplemente convertidos en uno de ellos.

Para ello el juego pone a nuestra disposición innumerables posibilidades de crafteo y también personalización ya desde el mismo momento en que creamos al personaje, que puede ser masculino o femenino, aunque en realidad el juego no contempla ninguna diferencia más que la relativa al aspecto físico. Una vez solucionado este pequeño escollo y decidido el nombre de nuestro personaje pasamos a la elección de profesión. Ésto es en realidad bastante importante ya que dependiendo de a lo que el personaje se dedicaba cuando todo era "normal" y antes de que el holocausto zombi ocurriera, tendremos una serie de puntos para habilidades que nos permitirán jugar de un modo u otro según nuestra condición. Así, podremos restar o sumar puntos a nuestro antojo hasta equilibrar la balanza, bien para poder aguantar más corriendo, asustándonos menos ante la presencia de zombis, o ser capaz de portar más cosas en nuestro inventario antes de agotarnos o curar las heridas mucho mejor. Las opciones en este caso son muy numerosas y variadas.

Pero para que podamos finalmente perdernos ante todo el entramado y creación de tanto personaje como partida, como jugadores nos encontraremos primero con todas las opciones típicas de la mayoría de los videojuegos.

Panel de profesiones y habilidades del personaje. La risión.

Modos de juego.

Como todo juego de vecino, Project Zomboid cuenta con modos tanto para jugar en solitario como multijugador. Un multijugador que nos conectará a los distintos servidores en el caso de que queramos jugar con más gente además de darnos la posibilidad de hacerlo a pantalla partida en el mismo monitor. Esta última opción es un tanto caótica al principio no sólo por el tamaño resultante de la pantalla sino porque mientras uno juega con el teclado el otro debe de configurar antes un mando ya predefinido para Xbox.

También contamos con un más que necesario tutorial (jugable y algo que no deberemos pasar por alto si es la primera vez que nos adentramos en un juego de este tipo). En este modo se nos explicarán algunos de los conceptos y tareas básicas para poder sobrevivir. Desde cómo alimentarnos hasta el tapiado de ventanas o crafteo de materiales y existencias. También el juego nos brinda con un modo supervivencia donde poner a prueba nuestras habilidades casi a contrarreloj, un modo desafío con el que solventar determinadas situaciones de peligro o un modo principiante sólo apto para aquellos que quieran aprender a jugar o simplemente darse un paseo. Sin embargo alma mater y que da sentido al juego con todas sus propiedades es aquel que reza como partida personalizada o, como se le llamaba en anteriores versiones, sandbox. Aquí podemos personalizar todos y cada uno de los elementos y pormenores del juego; desde la estación del año en la que nos encontremos o la IA de los zombis y algunas de sus características, así como el tiempo que debe de pasar antes de que nos quedemos sin agua y sin electricidad. Sirva la imagen adjunta a continuación para ver sólo un extracto de la gran capacidad de configuración que tiene este modo. Si os fijáis todavía podemos desplazar la barra hacia abajo y habrá muchísimo más.

El modo personalizado contiene múltiples posibilidades de configuración.

Gráficos y sonido... ¿desfasados?

Todo hay que decirlo. Project Zomboid no entra por los ojos. Es feo y algo alarmante teniendo en cuenta los gráficos actuales. No obstante el juego está bastante detallado -más en interiores- y muestra muy bien cada uno de los elementos en pantalla con una vista isométrica que evitará que nos perdamos cualquier cosa que suceda a nuestro alrededor. Diferentes parches han ido mejorando tanto el acabado final en este apartado como en el resto. También veremos cómo el tiempo hará mella en el entorno. Esto se traduce en calles y avenidas cada vez más desvencijadas, asfalto agrietado e incluso vegetación desmesurada; lo que uno entendería por normal en un apocalipsis zombi cuando nadie hace labores de mantenimiento.

El juego cuenta con una buena paleta de colores también dependiendo de la época del año, si es de tarde o de mañana, o si hace sol o llueve. Siempre sin olvidar la atmósfera deprimente. Atmósfera que ve incrementada la sensación de desasosiego también gracias a los distintos efectos de sonido y a la banda sonora. Traduciéndose ésta en acordes sencillos y calmados que ayudarán a sentirnos en aparente soledad. El jugador debe de estar atento a todo tipo de sonidos, rotura de cristales o puertas a punto de venirse abajo.

El mapeado en verdad es extenso y los desarrolladores están intentando ampliarlo. Dos zonas completamente diferenciadas, ficticias, aunque basadas en localizaciones reales. Por suerte el juego dispone ahora de más tiempo de vida gracias a los mods y la workshop de Steam.

Debemos tener especial cuidado con las hordas.

IA y jugabilidad.

Llegamos a la parte que más nos gusta a los entusiastas de los juegos de supervivencia y realismo. Porque eso es lo que demanda el jugador de PZ. Una experiencia totalmente realista y lo más aproximada posible a lo que debería de ser un juego de tipo sandbox y supervivencia zombi. Para muchos el juego definitivo. Y no les falta razón.

Para empezar, todo tiene consecuencias en este juego, casi siempre y por no decir todas, bastante terribles y determinantes. Aquí no podemos tomarnos cada partida a la ligera. Desde un simple resfriado hasta un pequeño rasguño, todo en este juego puede tomar derroteros realmente funestos para el personaje. Por eso es de recibo andar con tiento y tino a la hora de tomar ciertas decisiones como comer o exponerse a los diferentes actores meteorológicos. Cuidado con la lluvia, cuidado con el calor, y cuidado con la comida en mal estado o mal cocinada.

Además otras acciones como exponernos a la vista de los zombis bien por hallarnos cerca de una ventana o encender una luz en mitad de la noche, darán al traste con todo lo bien que hallamos llevado la partida en días o en semanas. Algo que podemos solucionar bien tapando las ventanas con cortinas o simplemente iluminando la estancia con una simple linterna. Es un videojuego en el que debemos de medir todos y cada uno de nuestros movimientos. Las posibilidades son infinitas y cada parche va añadiendo al juego más opciones y objetos para un inventario bastante nutrido y fácil de utilizar siempre dependiente de la fortaleza física de nuestro personaje; algo que se define durante la creación del personaje.

Miedito...

No existen por el momento personajes no jugadores y quests, relegando ésto a la versión final al padecer de ciertos problemas en los que la IA no acababa de hacer todo lo que los desarrolladores querían y obligándoles a suprimirlo por el momento.

Zombis.

Cuidado especial entonces, además de las diferentes impertinencias que tendrán que ver con nuestro estado físico, de salud y anímico (el personaje puede sufrir roturas de huesos, esguinces, desangramiento, depresión, ansiedad, locura, enfermedad, etc) con los zombis, los protagonistas indiscutibles del juego. No son muy inteligentes pero acudirán en masa si nos perciben por el ruido, la vista, o simplemente por el olor. El sonido más leve llamará su atención y allí donde uno se encuentre lo más probable es que se encuentren bastantes más. Debemos de tener especial cuidado si somos perseguidos por una horda ya que muy posiblemente acabemos agotados y con el corazón a punto de reventar. Cierto es que nuestras habilidades irán aumentando a medida que las vayamos usando, pero conviene no abusar.

Conclusión:

PZ es uno de los mejores juegos de tipo survival que existen ahora mismo. No te dejes asustar por los gráficos porque eso es lo de menos. La ambientación es muy buena y la gran cantidad de posibilidades a la hora de trabajar con los distintos objetos que nos encontremos, lo convierten en uno de los videojuegos más realistas y entretenidos que podamos jugar. Totalmente recomendado.

Os dejo con un gameplay realizado por mí mismo y un tutorial para jugar a pantalla partida desde el mismo ordenador.

Si te ha gustado, comparte la entrada :

2 comentarios:

  1. La verdad es que este juego me intereso, pero con el lio de la beta, que ahora lo sacan y ahora no, y que Day Z, para mi fue un autentico blufff, pase de el. Pero me han venido ganas de jugarlo de nuevo. A la lista!

    ResponderExcluir
    Respostas
    1. Te entiendo, aunque en este caso el producto es tan lo suficientemente jugable como para no necesitar mucho más. Ahora se limitan a parchear errores y sacar nuevos objetos y añadidos en la IA, sin ningún tipo de problema. Les falta una campaña con un modo historia más que nada para añadirle variedad.Dale una oportunidad, que lo merece.

      Un saludo compi y gracias por pasarte.

      Excluir

Échale un vistazo a todas las entradas de RetroNewGames

 
Toggle Footer
Top