25 de novembro de 2017
0 comentarios

8° Aniversario de Retronewgames - Reflexiones, balance, etc

11/25/2017

Ocho años han pasado ya desde que, tal día como hoy de 2009, retomé la andadura de este blog cambiando no sólo de nombre ("O recuncho das Chambonadas") sino también de registro, al centrarme en todo aquello que tuviera que ver con el coleccionismo, el entretenimiento y los videojuegos. Con una premisa muy simple: servirme de recordatorio, y para compartir con todos vosotros algo tan gratificante como esta afición.

Y parece que fue ayer. Tarta realizada por Sixaratm.

Antes de nada, quiero avisaros de que, además de para conmemorar este aniversario, es mi deseo hacer de esta entrada un espacio para la reflexión y como balance personal. 

De este pasatiempo que cada vez se me antoja más difícil de cuadrar con mis obligaciones, soy partícipe desde que tengo prácticamente uso de razón, planteándome, incluso hoy día a mis años, diversos quebraderos por la incomprensión de la mayoría de mis allegados y gran parte de la familia, quienes nunca entendieron como una alternativa más de ocio y entretenimiento esta pasión. A veces no puedo evitar sorprenderme cuando veo que muchos se quejan de sus vicisitudes como "gamers" sufridos -o inventan, directamente en las redes sociales, donde es casi una religión el postureo y el llamar porque sí, la atención- porque aunque existan determinados casos muy específicos, lo cierto es que poco o nada tienen que ver con la época que a los que ya pasamos de la treintena y la cuarentena nos tocó vivir. Sirva como dato el hecho de que en la actualidad la industria del videojuego ya factura tanto o más que cualquier otro arte (porque es un arte), y que cada vez sea más gente la que lo disfruta sin enrojecer. Chicos, chicas, hombres, mujeres, niños y abuelos, una gran parte de la sociedad hace ya tiempo que goza de los videojuegos (sean del tipo que sean) sin miedo al qué dirán.

Pero volviendo a mi caso, he de reconocer que cada vez vivo con menos emoción esto de los videojuegos. Demasiados intermediarios, demasiados intereses, Dlcs, micropagos, digital, modas y demás monsergas, es esta una industria donde se mira más por los números que por hacer las cosas como deben de ser. Recuerdo mi imaginación desbordarse a través de los catálogos de Máster System, dejándome llevar por las imágenes impresas, soñando de manera insaciable la gran variedad de aventuras que me quedaban por disfrutar. Lástima que entonces apenas cayera un videojuego por año. Hoy hasta el más desfavorecido de los adolescentes de clase media puede hacerse con una colección inimaginable por entonces con sólo la paga semanal. Yo por aquella época no disfrutaba de paga, así que si quería ganarme algo de dinero para poder comprar videojuegos, esperaba como agua de mayo cada fin de semana para limpiar hornos en una fundición familiar. ¿Explotación? Bueno, a finales de los años 80 no se contemplaba como ahora, y la verdad es que a mí me vino muy bien para aprender a valorar cada peseta que se gastaba.

Respecto al blog, y como en todo proyecto al que se le tiene cariño, tanto éste como el canal de Youtube ha tenido altibajos, sobre todo cuando éste absorbe tanto tu tiempo que sin quererlo pasa de ser algo personal hasta convertirse casi en una responsabilidad. Y es que a veces me siento en deuda y a la vez culpable con muchos de vosotros, fieles lectores y algunos de vosotros, amigos, porque sé que acudís de vez en cuando a estas páginas para entreteneros y además -no siempre, porque como dijo aquel sabio, yo sólo sé que no sé nada, y la verdad es que soy yo quien tiene que aprender de vosotros- para obtener información.

También, y siendo sinceros, no ayuda el hecho de que el mismo no se gratifique económicamente, porque a nadie le amarga recibir una compensación que ayude a mejorar los contenidos (tanto aquí como en YouTube). No se trata de oportunista avaricia interesada, sino que como siempre he dicho desde el principio, y ya que estoy satisfecho con lo que tengo, no pienso actualizar mi Pc o hacerme con novedades a expensas de lo que necesite o me pidan, salvo que entre dinero desde, por y para el canal. Es por ello que en su momento dejé un apartado para donaciones de todo tipo (dinero, juegos o consolas) y estoy planteándome seriamente hacer un Patreon. Siempre y cuando vosotros queráis y para mejorar vuestra experiencia, como el hecho de poder hacer directos con material original y sin emular (el amigo Tunay un día me explicó que necesitaba un Pc muy potente para poder hacerlo sin ralentizaciones; misterios del internet, así que o pongo una cámara enfrente de la televisión o me tendré que hacer con un i7 sólo para eso. Pero si fuera así, sin lloros ni amenazas de retirarme, como muchos youtubers y blogueros hacen por ahí sin cortarse un pelo, siempre abusando de la buena fe de sus seguidores. No todos, pero sí la mayoría. Lo que está claro es que, sea como sea, este blog y el canal siempre seguirán adelante siempre y cuando pueda pagar internet para subir tanto los vídeos como las entradas; primero para servirme a mí, tal cual nació, y después a vosotros. 

Grata ha sido también mi sorpresa al conocer a lectores y suscriptores en los lugares que uno menos se espera. Los últimos en Retrobarcelona. Simplemente porque no soy nadie y porque aunque el canal y el blog no van mal, con los parones por meses y la inoculación de contenido a cuentagotas, es toda una sorpresa saber que todavía alguien te ve. Y no sólo eso, sino que demuestra que muchos de los que ahora leéis estas líneas merecéis cada segundo de mi tiempo y nunca es demasiado lo que os pueda agradecer. He de decir que tengo un público muy fiel y de muy buena calidad, lo cual me congratula enormemente y como en las mejores relaciones es algo que hay que cuidar.

Ha sido este año que ya acaba, contando también desde el verano pasado,  uno inmejorable que me ha servido además de para reubicarme, para saber escoger y tomarme el futuro con gran ilusión. Nuevos proyectos, pequeños cambios para bien; sobre todo compañías, porque de ello extraigo, y os invito a que vosotros hagáis lo mismo, que la gente tóxica, envidiosa y con malos pensamientos, las malas influencias personales o como queráis llamarlas, y las situaciones adversas de terceros sin alma, no deben tener cabida en nuestra vida ni se merecen nuestra atención salvo lo que nos haga feliz. El tiempo al final acaba poniendo a todo el mundo y cada cosa en su lugar, y doy fe de que es así. No os esforcéis en tratar de entender lo que no tiene remedio. En la mayoría de las ocasiones lo único que vais a conseguir es daros contra una pared.

Y me quedo con todo lo demás: desde haber conocido -y sigo en ello- lugares y gentes increíbles, la adquisición y ampliación por todo lo alto de tanto mi colección de consolas como de juegos y juguetes viejunos; mi llegada oficial y seria a Nintendo ya la trataré más adelante, todo un redescubrimiento (la Mini, portátiles, etc), porque no sólo existe Sega aunque mi corazoncito siga siendo seguero (además estreno Mega Drive). Y sobre todo, por encima de todo, el haber afianzado grandes amistades (haber cambiado de aires y domicilio ha tenido mucho que ver), tener como compañeros del retro a gente muy versada, y saber que aunque ya no tenga el mismo ritmo de siempre, aunque espero sacar tiempo para el año que viene, vosotros, mis lectores y suscriptores estáis ahí.

Este octavo cumpleaños no sería nada sin vosotros. Muchísimas gracias, muchachada. De corazón.

Dani M.
O Baralho - Retronewgames: el blog videojueguil de ayer y hoy.

Si te ha gustado, comparte la entrada :

0 comentarios:

Postar um comentário

Échale un vistazo a todas las entradas de RetroNewGames

 
Toggle Footer
Top