30 de dezembro de 2017
0 comentarios

Adiós, 2017 - Hola, 2018 - Intenciones fallidas de este año que acaba

12/30/2017
Casi un año ha pasado desde que publiqué el siguiente vídeo de agradecimiento y a la vez de bienvenida en el canal de YouTube (apenas iniciado el año 2017 que ahora termina). Casi un año y, como ya comenté en mi entrada del 8º aniversario del blog, un año que en general ha sido muy magnánimo en cuanto a posibilidades para el crecimiento del canal, personal... y ya que estamos, también de este blog: cambio de domicilio, de aires, situación y nuevas personas... ya sabéis, muchachada... lo típico. Pero también una mejora sustancial de la conexión disponible al disfrutar por fin de toda la potencia de la fibra (no recuerdo ahora mismo cuánto tengo, pero teniendo en cuenta la de años que me he tirado emitiendo a 240p y 360p reescalados haciendo honor a mi estilo retro, poco me importa). Además este año me he hecho con nuevas máquinas y videojuegos clásicos para engordar mi colección y ego, aunque puede que lo más importante haya sido un cambio sustancial de actitud ante la gente y lo que me rodea, que me ha venido realmente fenomenal. 

Pero volviendo al susodicho: en ese vídeo expresaba acompañado de tanto texto como de imágenes, de toda una serie de novedades con las que esperaba contar a lo largo del 2017. Sin embargo, y como siempre suele pasar, uno debe adaptarse a las circunstancias y no al revés. Así que al final, ni nuevas secciones, ni entrevistas, ni nada de nada salvo algunos pequeños retazos y vídeos de parte de aquello que caía en mis manos simplemente por aquello de añadir contenido y no dejar el contador a cero. Cuando podía, o mejor dicho, cuando tenía ganas... porque no os imagináis, o seguro que sí, cuánto cuesta volver a coger carrerilla después de un largo parón y cuánto cuesta cuando estás a otras cosas. ¿El motivo de éste? pues en parte lo que os contaba más arriba y las obligaciones, y también un poco el no estar lo suficientemente convencido de que lo que estaba haciendo lo hacía bien; digamos que mitad y mitad, y también el querer hacer algo más (de hecho me he planteado añadir variedades al canal o hacer uno nuevo para esos menesteres nada más que porque el cuerpo me lo pide y van surgiendo otras inquietudes). Pero cuando ya llevas un tiempo sin hacer nada relacionado con este mundillo de los videojuegos, es verdad que de repente surge otra vez la necesidad. Como un gusanillo que te corroe por dentro. Imagino que después de 8 años al pie del cañón con el blog y todo este tinglado, suelen sucederse este tipo de altibajos. Eso sí, abandonar nunca.

Con lo dicho, no es que lo hubiera dejado, pero sí me daba como más pereza y prefería disfrutar del vicio a mi bola ahora que la gente que juega se hace llamar "gamer" "monguer", "youtuber", y todas esas tonterías modernas acabadas en -er para querer diferenciarse aunque al final son todos más clavados que una calcomanía. Diferentes éramos los de mi quinta y los de las generaciones que más se nos aproximaban, porque entonces ser jugador sí que era difícil y no como ahora. Pero claro, de qué van a quejarse los chavales ahora cuando pueden disfrutar de cientos de juegos al año mientras gozan de cantidades ingentes de información a un solo click y nadie les señala por la calle. Pues habrá que inventarse los problemas para seguir con el postureo y poder hablar de aquello que nunca se tuvo, ¿no? Lo sé, me desvío del tema.... por suerte hay mucha gente joven, o eso quiero creer, que disfruta o intenta gozar de los videojuegos como antaño, y ese es el camino a seguir por el cual me quito el sombrero. Jueguen o no a títulos de ámbito retro.

La nueva situación también me obliga a estar pendiente de otras cosas que me ocupan mucho más tiempo de lo que me ocupaban antes, por lo que me he visto obligado a dosificar.  ¿Que cómo será este 2018 que viene? Pues la verdad es que no lo sé, chicos. Ahora mismo sé que el canal y el blog van a seguir adelante, pero lo que sí está claro es que voy a tener que hacer un esfuerzo para poderos entretener como venía haciendo hasta ahora aunque sin salirme demasiado del renglón que ya había marcado. Sacar no sólo tiempo sino nuevos contenidos y completar otros tantos (tengo pendiente una buena ristra de análisis para títulos que me he terminado a lo largo de este año y el verano pasado, y ahí los tengo en borrador a medio empezar), intentando no repetirme como lo hice durante 2016; en el que hacía la mayoría de los directos y vídeos sin planearlos y sin romperme demasiado la cabeza acudiendo a lo mismo de siempre. A veces sin demasiadas ganas y a veces por contentar a otros. Con el blog, pues simplemente no escribía tanto y lo iba dejando.

En fin, que ya no os doy más la murga y que disfrutéis del final de año como podáis y del nuevo que en nada comienza, como mejor sepáis. Acompañados o no, que tampoco se muere nadie por ello. Eso sí, si hay que pasarlo bien, hacedlo y no miréis con quién. Bueno sí, que no sea mala gente y tal... que hay mucho hijo e hija de puta amargada suelta que se medica.

D.M - O Barallo (Retronewgames). 

pd-no hay Mamanuela, ni Reina Maga... a estas horas me da pereza. Me voy a dormir... Hasta el año que viene.

Si te ha gustado, comparte la entrada :

0 comentarios:

Postar um comentário

Échale un vistazo a todas las entradas de RetroNewGames

 
Toggle Footer
Top