3 de abril de 2010
0 comentarios

Xogo - Lembranzas: Halo: Combat Evolved (Xbox/Pc)

4/03/2010
La llegada del Jefe Maestro supuso toda una revolución en el mercado de consolas. Por primera vez, un shooter consolero no era ajeno a un buen argumento, un buen guión, puesta en escena y a una sorprendente inteligencia artificial. Bungie Studios había dado con una nueva franquicia que incluso hoy diez años después, sigue manteniéndose tan fresca como entonces. Hoy tengo el placer de analizar: Halo: Combat Evolved.


Fue allá por noviembre del 2001 cuando pude constatar en la Xbox de un vecino que este juego tenía algo diferente. Pocos meses antes tuve la oportunidad de disfrutar de una serie de videos que demostraban el potencial de un shooter atípico hasta el momento en consolas. Para todos aquellos que somos pceros, es cierto que en nuestra plataforma ya hacía tiempo que disfrutábamos de títulos profundos tanto a nivel argumental como gráfico (Half Life 1998). Pero Halo era bonito y llamaba la atención. El video en concreto mostraba una de sus fases, y por ende de las más divertidas, en las que se podía ver la calidad de la cual hacía gala el juego. Desde la vista de una de las naves terrestres nos paseaban por las cercanías de una playa, bañada por la espumosa marea del acuciante mar. Sin duda, fue esto lo que prontamente me llamó la atención, pero claro, había más, mucho más.


Tras unos primerizos vistazos en la plataforma de la gran M, no pude disfrutar hondamente de este título hasta que Gearbox Software, creadora de otras tantas expansiones del citado Half Life, decidió sacar un port para Pc en marzo de 2002 para Europa y para el resto en el 2003, así como de su propia adaptación para Mac. Aunque en realidad se trataba de un port péximo en algunos aspectos, lo cierto es que se hacía al mismo tiempo, y gracias a su mecánica agradable de jugar. Pero no fue hasta aproximadamente el verano de 2004 cuando me decidí a darle una somera paliza a los Covenant.

Halo Combat Evolved, a partir de ahora HCE, se trata del primero de una trilogía en la que tomamos parte, y bajo el control del Jefe Maestro, un humano mejorado genéticamente, en una guerra entre humanos y Covenant, una raza alienígena con un complicado sistema de castas y una sociedad eminentemente militar y religiosa. Estos consideran a los humanos como una raza no creyente que atenta contra sus creencias que es tratada de heréje a sus ojos. Es el año 2552 y no estamos solos en el universo. Comienza la guerra, y con ella una de las tramas mejor montadas que uno se pueda echar a la cara en un shooter.

A muy grandes rasgos esto es de lo que trata este juego, ya que prefiero no spoilear ningun apartado del argumento, invitando al lector a que lo haga por sí mismo. Sólo decir que el nombre del juego lo toma del planeta en forma de anillo donde se resuelve la mayor parte de la aventura. El que quiera más datos en torno a la historia, desarrollo y desenvolvimiento puede obtenerlo aquí. Si nunca has jugado a él te recomiendo que continúes leyendo este análisis y olvides leer la wikipedia, que está plagada de spoilers, so pena de destruir la sorpresa y la finalidad del juego, que no es otra que la de sorprender.


déjate de rollos y ve al lío, analiza el juego...

Hoy HCE no nos sorprendería en absoluto a nivel gráfico, aunque sí es cierto que en algunos aspectos ha sabido envejecer muy bien. Y no son otros como su avanzada inteligencia artificial, sus escenarios y la jugabilidad tanto a nivel armamentístico como vehicular. Así mismo, y vuelvo a reiterarme, el guión del juego es lo suficientemente bueno y está tan bien dispuesto, que nos mantendrá pegados a la silla durante horas hasta que, y de una vez por todas hayamos barrido hasta a el último Covenant de la faz del universo.


Las inverosímiles e innumerables situaciones de combate añaden mucho juego a este título, desde torretas laser hasta vehículos tanto terrestres como voladores, todo es poco con tal de hacer frente a los extraterrestres. Pero no lancemos campanas al vuelo muy pronto, ya que si nosotros podemos pilotar cualquier vehículo o disparar con cualquier arma, ellos también lo harán. Y creedme, donde ponen el ojo ponen la mira. Y es muy fácil sucumbir con un par de disparos. Como no, para ponernos las cosas un tanto más fáciles nuestro personaje dispondrá de una armadura que se recargará hasta recibir otro impacto. Es destacable mencionar que tanto los enemigos como nuestros aliados disponen del mismo sistema de protección. Puede decirse que antes de que Call of Duty 2 optara por renunciar al sistema de botiquines, HCE fue el pionero en este novedoso sistema. Creíble en el caso de Halo, pero totalmente fuera de lugar en otros shooters de temática menos futurista. Ahí queda el apunte.


Para un pcero el control puede resultar un tanto lento y caótico al principio, pero en seguida uno se acostumbra a la mecánica consolera. Y es que HCE bebe directamente de la Xbox, siendo simplemente portado a Pc, sin más cambios que alguna mejora gráfica y algún que otro menú. Si bien para experimentados fanáticos de shooters estilo Quake le puede resultar más fácil, decir que en el modo de dificultad más alto, no queda otra que adaptarse y tener cuidado. Ya que aunque no lo parezca, el jugador de títulos más rápidos automáticamente se adapta y sin darse cuenta a la velocidad de este juego. Disfrutando casi tanto o más que el público consolero para el que fue creado.




HCE en algunas partes del juego entra con sumo gusto por los ojos. Desde las praderas verdes extraterrestres hasta los cielos en los que el Halo se circunda, pasando por las nombradas y espumeantes playas o los detalles del visor de los marines. Todo es preciosista para la época en que fue creado, claro está, hoy en día se ve superado ampliamente. Los vehículos están bien recreados aunque su física, sobretodo la de los buggis, está un tanto exagerada. Y no es raro ver tras un impacto como uno de estos comienza a dar vueltas de campana de forma muy irreal.


Los modelos de los personajes, tanto enemigos como aliados son sencillos pero al mismo tiempo no les falta detalle. En este aspecto son los alienígenas los que gozan tanto de una mayor resolución como de una mayor cantidad de movimientos, y como no, de una mayor variedad. Nada que objetar al glosario de enemigos, que si bien no son muy numerosos, sí nos encontramos con diferentes variantes que harán que esto no parezca más que una nimiedad.


Las armas también gozan de una estupenda recreación, e incluso algunas como la principal cuenta con un medidor de munición. Esto es algo que ya el primer Unreal Tournament implementó, aunque no deja de ser llamativo y quedar bien en pantalla. Lo que sí quizás se eche de menos es algo más de contundencia en el arsenal, pareciendo incluso la más potente de ellas algo menos poderosa. Sí, en el juego cumplen sobradamente con su función y rápidamente distinguiremos que armas hacen más daño y cual se adapta mejor a cada circunstancia y enemigo, pero no le vendría algo más de potencia. ya bien por aparatosidad en los destrozos o con un simple cambio de sonidos. Quizás sea algo heredado de las consolas, pero se echa de menos algo más de garra en su versión Pc.


Los vehículos, aunque ya los hemos nombrado son otro mundo aparte, que aportan en el modo un jugador un amplio abanico de efectos, y esto en la campaña, multiplicándose por mil en el multijugador. Buggis, Tanques, Ghosts (vehículo estandar de los Covenant), etc. Hay muchos y muy variados para todos los gustos. Desde los que disponen de una simple ametralladora estandar hasta el poderoso tanque terráqueo. Todos y cada uno de ellos son completamente versátiles y algunos gozan de varias plazas que incluso la IA cubre de manera eficiente. Aunque un consejo: no dejes que conduzcan ellos ,pues se suelen "suicidar". En otro caso, son excelentes compañeros y tienen una muy buena puntería. Suelen cubrirse y actuar en modo comando, confiriéndoles gran espectacularidad y realismo.




Y ya que he mencionado a la inteligencia artificial, vamos a hablar de ella. Hoy en día diriamos que es muy buena, pero en el año en que este juego salió simplemente nos sorprendíamos con la palabra "apabullante". Aunque en esto el sempiterno Half Life le daba un pequeño careo. HCE practicamente no tiene scripts, y la gran parte de las batallas entre fuerzas son simplemente el compendio de juntar a ambas facciones en el campo, pudiendo así disfrutar de auténticos momentos que hacen que cada combate sea único.


Desde los graciosos Grunts, que nos harán reír con sus comentarios hasta los poderosos Élites, pasando por los Jackals y los gigantescos Hunters. Todos disfrutan de una soberbia ia que los hace únicos y cada enfrentamiento hace que disfrutemos como auténticos enanos. Atacan en grupos, piden ayuda, huyen, nos lanzarán granadas e incluso tratarán de cubrirse o tomar el mando de alguna torreta. Realmente lo pasaremos en grande en cualquiera de los encuentros con los alienígenas. Es curioso ver como un grupo de Grunts comandados por un enemigo más fuerte, se bate en retirada al ser este eliminado. Observar como los Jackal apuntan, disparan y se cubren entre sus escudos fintando en caso de que les lancemos alguna granada o misil.


Pero estos no son los únicos enemigos que veremos en HCE, ya que entra en lid otra raza, los Flood, una especie de parásitos mutantes que toman el cuerpo tanto de un alien como de un humano formando otra especie. Son extremadamente peligrosos y normalmente nos veremos en fuego cruzado entre las dos especies.




Si nos sentimos solos aún con todo lo que nos encontremos por el camino, tendremos a nuestro lado durante todo el trayecto, a Cortana, la inteligencia artificial y base de datos de la UNSC, fuerza a la cual servimos. Se trata de una mujer representada en un holograma y las malas lenguas dicen que el Jefe Maestro y ella han tenido algo más que palabras. Ambos se tienen un gran afecto.


El sentido del humor de nuestro protagonista es también bastante desencajador, aunque lo más curioso es que los alienígenas se refieren a él como el "Demonio", atributo del que en algunas ocasiones se hace valer ante estos, para hacernos soltar algo más que una sonrisa.




Aunque las imágenes de la entrada estén en inglés podremos estar tranquilos, ya que este se encuentra totalmente localizado a un decente castellano, no así como en las sucesivas partes.

En cuanto a la banda sonora, nos podemos encontrar con melodías tranquilas o rápidas según la acción y de notoria calidad, tanta que incluso hay un cd aparte con esta. Desde coros hasta guitarreo, HCE supuso el salto a una nueva generación de consolas y el sonido tenía que estar a la altura.


Y nada más por el momento. Esta semana estoy acabando su segunda parte, de la cual haré análisis y siendo practicamente idénticas salvo en el modo historia y algunas mejoras, aprovecharé para pararme más en otros aspectos descriptivos formando así un análisis completo y más redundante, con lo cual podríamos decir que esta entrada se trataría de una primera parte del análisis.


En definitiva, HCE es un juego totalmente recomendable, tanto si te gustan los shooters como no. Con una IA soberbia y algunos momentos desternillantes, destacando los grupos de Grunts, que son sin duda, lo más divertido e incluso me atrevería a decir entrañable del cd. Fue considerado en el 2002 y el 2003 como el mejor juego del año y para Pc respectivamente. Totalmente merecido.


Desde el principio y hasta el final, te verás enjaulado por esta saga. No sabrás el por qué, pero tendrás la imperiosa necesidad de seguir jugando hasta acabártelo. Que por cierto, su final es tan bueno como el resto del juego y resoplarás aliviado y al mismo tiempo con tristeza por terminarlo.





Si te ha gustado, comparte la entrada :

0 comentarios:

Postar um comentário

Échale un vistazo a todas las entradas de RetroNewGames

 
Toggle Footer
Top