28 de novembro de 2009
0 comentarios

Xogo-Retro. - Ghost House (Master System)

11/28/2009

portada de la caja en cartucho

Conocido como ゴーストハウス en el país del sol naciente y como Chapolim X Dracula: Um Duelo Assustador en Brasil, Ghost House es de aquellos títulos que no gozaron de mucha popularidad ni siquiera en su tiempo.


Es más, yo que por aquel entonces me leía y releía todo lo que tuviera que ver con la Master System, no tenía ni idea de su existencia hasta que un compañero entonces del colegio (Orlando se llamaba) decidió prestármelo lo que duraría toda una larga semana. Un juego bastante extraño incluso dentro del a veces poco habitual catálogo de la consola, en el que tomando el papel de Mick, nos adentraríamos en los más recónditos recovecos de un castillo encantado propiedad del mismísimo conde Drácula.

Más una casa que un castillo, era tan enorme y estaba tan plagada de pasadizos, estancias y pisos laberínticos, que bien podría haber sido un lugar bastante más noble. Una morada en la que cuanto más nos introducíamos en sus entrañas, más peligrosas y "terroríficas" eran las amenazas que nos rondarían: Fantasmas, murciélagos, vampiros y unas cosas que a mí siempre me parecieron boniatos con patas, nos pondrían las cosas bastante "chungas" en un juego que se caracterizaba por tener una dificultad muy elevada.

hoy he comido guindilla...Brooaarrgghh!!!

Ghost House fue uno de los primeros juegos que salieron para una recién estrenada consola Master system. Algo que se notaba demasiado en prácticamente todo el cartucho. Tal y como sucede hoy en día, los primeros juegos de una consola no siempre reflejan todo el potencial y calidad de una máquina. Son como un eventual campo de pruebas para lo que venga después y la punta de lanza para posibles problemas de programación. Los jugadores experimentados sabrán que por lo general es al año de vida de un hardware cuando se le empieza a sacar algo de rendimiento, y la vieja consola de Sega no iba a ser menos. Sólo hay que pensar en lo que acabaría viniendo tiempo después: Comparad este por ejemplo con juegos de la talla de Sonic o el mismo Alex Kidd in Miracle World que tampoco era para tirar cohetes.

Volviendo a la historia, nos pondremos en el pellejo de Mick, nuestro alter-ego en el juego y heredero de una enorme e importante fortuna. Tan grande que hará que las joyas que se guardan en tan misteriosa casa sean más importantes que nuestra vida y seguridad.

 La idea sería llegar y besar el santo, pero este tesoro familiar no iba a estar de su mano tan fácilmente: Mick tendrá que encontrarlo en algún lugar de la casa encantada y, como es lógico, si hubiera estado guardada en el banco no habría aventura ni juego... y a nosotros que nos alegra su mala previsión...

Creado y distribuido por Sega, vio la luz el 15 de Junio de 1986 y por vez primera en formato tarjeta. Sería poco después cuando lo haría en uno de los formatos más conocidos de las consolas de la vieja generación: el cartucho.
carátula de la tarjeta que sólo funcionaba en la Master system original

Gráficos

La calidad técnica es made in Master System aunque tirando a la bajaSin llegar a las cotas de calidad de otros títulos de la consola, el juego posee unos gráficos bastante logrados pero que denotan ciertos aspectos de dejadez general. Abusa de los tonos encarnados y colores demasiado vivos que duelen a la vista por ser muy chillones en cuanto llevamos media hora jugando. No hace falta ser beta tester para darse cuenta de las posibilidades epilépticas que entonces podían derivar en los más pequeños de la casa. Como ejemplo tenemos un fantasma azul, quien recuerdo cómo me molestaba la primera vez que puse el juego en una tele de color (inicialmente lo jugaba en blanco y negro en una Phillips de tubo,de aquellas enormes).


Los enemigos parecen caricaturizados, algo ridículos y ni por asomo asustan; aunque dudo que esa fuera su pretensión. Quizás el juego estuviera inicialmente enfocado hacia los más pequeños (recordad que entonces jugar a videojuegos era cosa de críos), aunque no me imagino a un chaval de cinco años acabándose el juego como si nada con lo difícil que era.

Las animaciones de los personajes también están muy poco trabajadas y los movimientos se limitan a ir hacia la derecha ,izquierda, agacharse, saltar, golpear, subir y bajar escaleras sin que por ello veamos muchos cambios en el modelo de nuestro personaje. Poco más había que rascar y hacer, ya que el juego se limitaba a deambular por la casa sin otra cosa que fuera menester.

Los niveles son del tipo "caja cuadrada" y demuestran que en aquellos años cualquiera que supiera manejarse con un programa podía diseñarlos. No se lo curraron mucho la verdad, y no es que la Master System no tuviera potencia para hacer algo mejor, que sí la tenía, pero como dije antes, este era de los primeros juegos que habían salido para la consola. De todos modos hay cosas bastante peores: si conocéis el primer Terminator para la misma máquina sabréis de qué estoy hablando.

Nuestro cometido en el juego se limitaba a caminar por las habitaciones, todas prácticamente iguales, con sus candelabros, sus ataudes, sus mesas, sus telarañas, etc, pero exactamente iguales. La distribución siempre era la misma y no era muy difícil acabar dando vueltas en círculo pasándolas "" contra enemigos que no paraban de reaparecer.

como véis, no es muy dificil perderse

Sonido

Ejem...de lo más cutre. Ni sus efectos especiales ni ninguna melodía en especial. No había por dónde cogerlo. Los pocos audios que sonaban resultaban bastante cargantes y en ocasiones te obligaban a que acabaras bajando el volumen del televisor. Por Dios, que el chip de sonido de la Master System daba para mucho más.

Jugabilidad

Repetitivo, esa es la palabra adecuada para este Ghost House, pero incluso con la paliza que le estoy metiendo y por raro que parezca, es un juego entretenido durante un tiempo. Matamos enemigos, cogemos llaves, derrotamos vampiros, y así hasta acabarnos el juego. Siempre la misma mecánica y en el mismo e interminable escenario.

Como mencioné más arriba, GH (no confundir con Gran hermano), es un juego bastante dificil. Más por la tosquedad de movimientos del personaje que por otra cosa. Era bastante frustrante tratar de derrotar a nuestros enemigos a base de puñetazos. La distancia era tan mínima, que casi siempre nos terminaban dando. Recargaremos vida recogiendo tesoros e incluso ganaremos alguna extra al llegar a los 50.000 puntos y 150.000 respectivamente. Matar a Drácula aparte de los puntos, también nos daba una vida extra.
pantalla inicial

Telas de araña en las que acabaremos atrapados, fantasmas, lanzadores de fuego, murciélagos, momias, e incluso cuchillos que aparecen de la nada para acabar clavados en nuestra sesera. Estas serán las dificultades a las que tendremos que hacer frente a lo largo de todo el juego con tres vidas como mandaban los cánones.

Los enemigos más poderosos del juego son 5 vampiros de los cuales sólo uno de ellos será el verdadero Drácula. El enemigo más duro de todo el juego y a quien tendremos que buscar por todas las habitaciones. Como pequeño consejo para nuestro respiro: saltar sobre las bombillas hará que durante unos segundos todos los personajes en pantalla se detengan haciéndonos la misión algo más fácil.
la culpable

Conclusión.

El juego no horroriza ni por miedo ni por las ganas que se le eche. Quizás me pueda la nostalgia o no, pero hay otras opciones mucho mejores. Si te lo encuentras en una tienda y a buen precio... pues... arriésgate. Puede que te guste o no. Entretiene por momentos, pero ese es su fallo: sólo es entretenido durante las primeras partidas. Es más por su antigüedad y por el sistema al que pertenece, que por el juego mismo si es que consideramos que pueda valer la pena.

Y para acabar como siempre, un video. Sí ,esta vez sólo uno.

Si te ha gustado, comparte la entrada :

0 comentarios:

Postar um comentário

Échale un vistazo a todas las entradas de RetroNewGames

 
Toggle Footer
Top