25 de novembro de 2009
0 comentarios

Xogo-Retro. - Vigilante (Master System)

11/25/2009
Jueves santo. Las calles se llenan de júbilo mientras los asistentes olivo en mano claman la nueva buena de nuestro señor... ehmmm casi que no. Venga, vamos a lo que vamos. Ni yo pertenezco a ninguna cofradía ni creo en aquel tipo que decía caminar sobre las aguas. ¡¡Niños y niñas!! Aquí estamos.
Decidido a tomarme el día de hoy como una jornada lúdica como la que más, finalmente me he decidido por darle un tiento al emulador de la vieja Master System. Y hurgando... hurgando, entre todas las roms, al final he visto una en particular y me he dicho...  "¡pero .....qué coño!" (como el gran Snake en Metal Gear Solid), y he acabado pegándole un viaje a una de las muchas antiguallas que se me resistían desde hacía tiempo.

Y es que entre todas, después de rebanar pescuezos infames en Rastan, recoger plátanos a lomos de un patinete en Wonder Boy y perderme por Radaxian con un flipao con cara de mono llamado Alex kidd , al final he decidido refrescarme el jeto a piñazos con un juego que nunca pude conseguir en su formato original: el Vigilante. Y no, no estoy hablando de David Hasselhof y sus crines ochenteras. 

  ¿Blue ray?, los cojones, queremos que vuelvan los cartuchos...

Este juego tuvo el dudoso placer de ver la luz allá por el año 1989 (más o menos cuando llegué a saber de su existencia). Y lo hizo tanto en formato cartucho para el hogar como en placa para las recreativas de la nipona SEGA. Mi única referencia entonces era un pequeño pantallazo recogido en un folletos publicitario para videojuegos. Ay... de aquella no era tan sencillo encontrar publicidad sobre este tipo de ocio, así que nos conformábamos con la propia que llegaba en la misma caja del juego. No sé por qué,  que sé yo, no sé qué, pero tuve el mal emperramiento de hacerme con él tras meses infructuosos de bastardo ahorro. Pero quiso la fortuna --esta vez la buena-- de que al final no pudiera reunir el dinero suficiente para hacerme con aquella pequeña infamia. Que tiempos aquellos: los cassetes, el vinilo, las portadas de Master System (momento tos), y los cartuchos de videojuegos... pero... ostias, ¡¡que caros que eran los "jodios"!!. Casi tanto como ahora...

Recuerdo con melancolía y añoranza lacrimosa todos aquellos minutos que pasaba mirando y remirando tal como un niño glotón lo haría en una pastelería, a todas y cada una de aquellas imágenes impresas en el papel plastificado. 

Un día se acercaron a mi espalda y me preguntaron: (y esto es verídico: un tío mío que bueno... todavía es, por mucho que me pese...) --¿pero qué mierda miras ahí chaval? Agh. Ignorantes e impíos mortales. Yo soñaba con aquellos mundos virtuales que tantas sensaciones acabarían deparándome en el futuro. Para ellos aquella minúscula imagen,era tan sólo eso. Sin sentido. Pero para mí lo era todo. Una puerta a la imaginación y a la aventura. Quizás por mi recien estrenada juventud o quizás porque en el fondo sabía que aquello era algo nuevo que acabaría revolucionando el mundo, el caso es que lograba transportarme durante minutos al universo de los jamases como si de un orgasmo se tratara. Sensación que por desgracia no volvió nunca más a manifestarse (los orgasmos sí hombre...) ¿Recordáis unas pegatinas de videojuegos que venían en una entonces conocida marca de chicles? Acaba de venirme a la cabeza y la verdad es que estaría muy agradecido si alguno de los que caéis por aquí me refrescara la memoria.
  ¡¡¡plaf¡¡¡, sufre mamón, devuélveme a mi chica...  (SGAE denunciame)
 
Historia


Vigilante es un juego calificado del tipo "sidescroll": pantalla en movimiento y con el jeto de perfil para su mejor control. A pecho descubierto como los machotes.

Este juego fue creado durante el año 1988 a cargo de Irem para Japón y por Data East para los USA respectivamente. En el caso de la versión americana nos encontraríamos con una opción mucho más arcade que la nipona, aunque poco después todos los sistemas existentes del momento tendrían la suya propia: Arcade, Sega Master System, Commodore 64, TurboGrafx-16, Amstrad CPC, ZX Spectrum, Commodore Amiga, Atari ST, Virtual Console , (para esta última lo haría el 9 de febrero del 2007).

Como podéis observar la variedad siempre ha estado asegurada con las consabidas mejoras gráficas y jugables de cada plataforma, pero de todas ellas y la más equilibrada a nivel general, la desarrollada para Master System es la que ocupará hoy nuestro tiempo y a la que le dedicaremos este análisis.

¡Tortazo va!

Dicen los gurús entendidos de esta época dorada, que Vigilante no era más que la secuela de KUNG FU MASTER, un videojuego de lucha creado también por Irem y que en ese mismo momento hacía vibrar a medio mundo desde las entrañas de otro monstruito genuino de la época de los 8 bits: la NES (exclamación entre asombro y climáx ohhhHHHhhh...aaaAAAhhhh... Yeah.)

Bueno, seriedad... como muchos arcades de la época y películas al estilo Karate Kid, el argumento giraba en torno a la desdicha de un muchacho adolescente con más músculo que coco (como la mayoría). Armado de pixeles y de una acuciante mala leche por parte de los programadores, este decidía liarse a tortas con todo el mundo para sacar del apuro a la chica de sus sueños. (Seguramente  esta poco después acabaría liándose con su mejor amigo, pero eso ya es otra historia...)

Fiel a los cánones existentes del género, nuestro protagonista se las vería con todo tipo de matones para rescatar a la dulce María, una joven y desvalida muchacha raptada por las pandillas locales: Los cabezas rapadas, a los cuales aquí se les conocería como ROGUES.

Decidido a tomarse la justicia de tu mano, el personaje se liará a mamporrazos contra toda la hueste de mafiosos barriobajeros de la ciudad. Argumentazo como podéis comprobar y muy propio de los juegos estilo Double Dragon que tan buena fama habían dado a las máquinas recreativas de los 80.

Los inicios de Dragon Ball Evolution.... 
 
Nunchakus, patadas y puñetazos a mano desnuda. Las estrategias para hacernos con la jamelga pixelada, no ensombrecerán a ningún Tekken o Soul Calibur actual que se precie, pero pensad que para el año 1988 agacharnos y propinar puntapies más abajo de la rodilla y desde el suelo era algo que sólo estaba al alcance de los guerreros más experimentados.
¡¡¡Nuestra Ps4 camuflada¡¡¡ O_O 
 
La versión Maestra

Lo que fue un intento para que los usuarios de Master System pudieran disfrutar de otro KUNG FU MASTER, que como menciono más arriba corría en la NES, se tornó en un estrepitoso ¡¡Fracaso absoluto!!. Ni le hizo sombra ni consiguió vender como ellos esperaban. Contaba con una mejor puesta en escena sí, y con una paleta de colores y calidad general que sobrepasaba en muchos puntos al juego de Nintendo, pero ya de aquella haría falta mucho más para conseguir desbancar a la Nintendo del mercado.
Raptada si....el fiestuki que se montó anoche... habráse visto...
 
No puedo, no puedo...

¿El motivo?, una jugabilidad bastante horrenda para los estándares actuales y también para la época. Comprobado en mis carnes mientras mi gozo se tiraba al pozo y se ahogaba entre lágrimas.

Nula movilidad del personaje y una ridícula atracción miserable de los enemigos hacia tí. ¿Por qué se pegan tanto a nuestro personaje? Pedazo bug. La verdad que, y mirándolo ahora en la distancia, me alegro de no haberme gastado el dinero en hacerme con una copia. 7000 castañitas que solían valer de aquella los jueguitos de la consola de Sega. Ahora siguen siendo caros, pero siete mil cucas de entonces sólo te obligaban a una cosa a espaldas de tus padres: PROSTITUIRTE. Un precio no apto para padres taquicárdicos por mucho que este nos durase todo un año de tu vida en la consola.

Lo mejor: la variedad de movimientos. Atentos: puñetazo, patada, puñetazo, patada, puñetazo bajo, patada en los bajos, zas!!. Control infumable, lento y un auténtico despropósito. Tiene que ser un error. No puede ser que tuviera una jugabilidad tan extraña y tan mala. No sé, no me cuela. Y aunque esto será un mal menor gracias a que la mayoría de los enemigos caerán al primer golpe y a excepción de algunos personajes especiales como los duros jefes finales, esto era y es una timada del copón. 

Todo comenzó así.
 
Te veo bien Johny

En cuanto a gráficos... lo más decente del juego y, sin duda alguna lo único por lo que merece la pena echarle un vistazo, son sus colores. Brillantes sin llegar al extremo epiléptico pero que dotan al juego de cierto toque realista. No vemos tíos fosforitos ni negros de color caca. Que no, que no es una exageración aunque lo digamos en el 2009, pero en su momento era muy común meterle a cualquier pixel un color al azar. Y sí, estos gráficos en aquellos maravillosos años eran la "Risión" y el "Novamás". Cargaditos y repletitos de detalles.

Los personajes secundarios, enemigos y demás familia de su casa, disfrutarán de un diseño más variado y trabajado en el vestuario incluso más que el propio protagonista. Sí hamijos, desbancan al citado luchador en su moda "pret a porter", pues este parecerá llevar asido a los hombros un ridículo pijama con asas al estilo "chinaka".
 
¡toma coño, te vamos a enseñar a no ir de J. Chan por la vida¡
 
El sonido da de sí todo lo que los 8 bits de Sega puedan mostrar. Castañazos, melodías y demás efectos especiales sacados de una factoría "made in su casa", aprueban adecuadamente sin que en ningún momento pretendan formar parte de los hits del verano. Lo normal, que se dice por ahí.

Conclusión

Más que vigilante no llega ni a auxiliar de cine de barrio. Es un juego con el que pasar un ratillo entretenido  si es que te va eso de recordar los inicios de las consolas y videojuegos (como yo). Sosillo en casi todo, más incluso que muchos juegos mediocres del momento, pero que termina siendo en algunos aspectos resultón y otra etapa más en la evolución de este ocio. Si es que eres un apasionado de lo retro y de la nostalgia te hará gracia aunque quizás te esperes más. Muy útil echarle un tiento también ,para que no seamos tan críticos y valoremos mucho más los juegos que existen en la actualidad (esto va por aquellos que dicen que Oblivion es un juego con gráficos normalitos)

Opinión troll: Vamos, una mierda de juego.

Nada más. Aquí os dejo para terminar, con la carátula de la caja del juego. Una portada que aunque os parezca SUPERCUTRE y muy fiel a lo ofrecido por la Master, sigue siendo de las mejores que había para esta consola... ¿qué no?... daros una vuelta por google y horrorizaros a mi salud.



pd-no sé qué diablos pasa con el blog hoy, que me coloca el texto como quiere, y por eso aparecen las fotos superpegadas a las líneas.
Si te ha gustado, comparte la entrada :

0 comentarios:

Postar um comentário

Échale un vistazo a todas las entradas de RetroNewGames

 
Toggle Footer
Top