25 de novembro de 2009
3 comentarios

Xogo-Retro. ASO(Armored Scrum Object)/Alpha Mission (ARCADE y NES)

11/25/2009
¡Queridos viciosos, amantes del retro y de los videojuegos en general! Hoy os traigo una joyita de barrio. Uno de los juegos que más me engancharon durante mi niñez y por el cual pasé largas, calurosas y también lluviosas tardes dejándome las yemas de mis dedos en la entonces máquina nueva de mi barrio. Tiempos juveniles en los que mi pasatiempo favorito era enfrentarme a seres y criaturas de otra dimensión. Nada que ver con los intentos por aprender a fumar, levantarle las faldas a las niñas buenas y robar el pan de las bolsas de las puertas. Recuerdo todavía con lágrimones en estos ojos que se comerán los gusanitos, aquellas interesantes reuniones en pandilla en las que nos peleábamos como si la vida fuera en ello, por de entre todos tener el más abultado... marcador... de todos.

Al final tendré que rendirme a la evidencia y darles la razón a aquellos que dicen que se pierden facultades y aptitudes con los años. Si bien el juego antes era algo difícil, ahora se me hace imposible desde el emulador. No hay princesas ni castillos, ni blancos corceles llevando a rubios paladines virtuales. Es el espacio profundo y sus hondos agujeros negros, quienes plagan mi existencia con miriadas de cruéles enemigos a la misma hora justo después de comer. Su objetivo: esparcir mis pedacitos sobre la superficie de alguna estrella en ese vasto megacosmos.

Señoras y señores, despertad a otro día más en el pequeño salón recreativo de este rincón. Agarrad el mando y sentaros cómodamente. Esta es otra ocasión para la nostalgia y el bajón gratuito de los pros más viejos. Con ustedes y en plenas facultades: ASO Armored Scrum Object. O también conocido como Alpha Mission.

portada del juego

Alpha Mission ASO: siglas de Armored Scrum Object que es como se le acabó llamando en Japón, es un juego de naves de tipo "scrolling Shooter vertical" creado por SNK en 1985. Al igual que en la saga Raiden y Xevious, con quienes mantiene un muy cercano parecido, manejaremos una nave (llamada Syd) dotada de la más alta tecnología de la Tierra: Un inicial laser aire-aire y una no mucho más potente lanzadera de misiles aire-tierra para los enemigos que se encuentren por debajo de nosotros.

cajita del juego japonesa.

En ASO recorreremos toda la galaxia conocida a bordo de nuestra potencialmente todopoderosa y mortífera nave. No hay rendición, el mundo confía en nosotros y sólo una moneda de cinco duros nos separa de la batalla final. Pero esto no va a ser tarea fácil: frente a nosotros y aguardando nuestro encuentro, un buen número de niveles plagados de enemigos espaciales y defensas casi impenetrables, convertirán el silencio sideral en una salvaje locura de disparos, misiles y fuego.

Aunque suelte estas "preciosidades" por la boquita, no hagamos como la famosa escena del negro sin sesos de Pulp Fiction. Estoy exagerando. Aunque sólo un poquito. ASO no es un juego fácil, pero tampoco es el caso de otros títulos semejantes y de la misma década, en los que ya podías ir presinándote para no gastarte la paga mensual en sólo una tarde.

Aunque su dificultad se dispara un poco a partir de la primera mitad del juego, sin embargo, y a pesar de las comparaciones, ASO es un juego algo "light" entre los de su estilo. Hay mucha acción sí, pero nada que ver con otros arcades en los que uno acababa perdiendo la situación de la nave entre tanto jaleo y disparo. Aso por el contrario nos deja a menudo demasiados momentos de respiro y calma para otra vez de nuevo comenzar a disparar. Además, una vez que nos hayamos pasado las fases una decena de veces (más o menos), acabaremos por aprendernos de memoria el lugar por donde aparecerán los disparos y las naves enemigas, convirtiendo la epopeya en un paseo y en el típico vacile entre amigos.

Fiel a los juegos de la época y como no podía ser de otra forma, al término de cada nivel nos las tendremos que ver contra el típico jefe de final de fase, también conocido como Final boss. Generalmente será una nave o una máquina mucho más imponente y peligrosa que cualquiera de las que antes nos hayamos encontrado en la partida. El único pero que se les puede achacar, es que salvo el enemigo final de todo el juego, no son realmente todo lo espectaculares a nivel gráfico y armamentístico que cabría esperar. Una pequeña objeción a este gran clásico que no empaña para nada su acabado y que os mantendrá igualmente pegados a la pantalla.

La mayoría de los enemigos están bastante personalizados y será fácil acostumbranos a diferenciarlos por su aspecto y color. Algunos recordarán unas naves con aspecto de trilobites y otro que guardaba similitudes con un pulpo durante los primeros compases. Yo tenía 10 años entonces y aunque seguramente no fuera esa la intención, a mí me lo parecían.

Con diferencia, ASO se trata de un juego muy adictivo e interesante que gustará incluso al más exigente. Con una dificultad algo elevada en ciertos tramos pero con una curva de aprendizaje tan suave que permitirá a todas las edades y habilidades adaptarse poco a poco a su estilo.

Lo que más nos llamará la atención sin duda, y que podrá llevar a equívocos y errores durante las primeras partidas, es el hecho de que para mejorar y potenciar nuestra nave tendremos que recoger letras de diferentes colores y siglas. Según lo que recogamos, tendremos acceso a diversos extras  como velocidad, potencia y una mejora temporal de nuestro armamento.

Pero aquí no terminan los regalos. Aparte de poder acceder a más energía, escudo y a un poder de disparo mucho más mortífero que el que tenemos de inicio, el jugador podrá ir recogiendo pedazos de naves con los que activar una supernave muchísimo más poderosa a nuestra elección. En este caso, lo ideal será dejarla para jefes finales y las zonas en las que pasemos más apuros, pero si por el contrario optamos por activarla contra enemigos menores, estamos en nuestro pleno derecho de abusar. 8 son las naves existentes y de las cuales deberemos ir recogiendo todas sus partes. Para evitar la confusión del jugador, en la parte inferior  de la pantalla tendremos el hueco de tantos casilleros como naves podamos activar. El truco está en saber cuándo acceder a cada una de ellas y en qué justa medida (recordad, sólo cuando tengamos todas las partes de alguna de las naves) desplazándonos entre las casillas y pulsando el botón de disparo.

las letras se encuentran normalmente ocultas de forma aleatoria tras esas cajas

Respecto a las letras, a saber y que yo recuerde, teníamos:

-La F, que al recogerla rompía y revelaba el contenido de las cajas cercanas.
-la E (amarilla y roja), ambas aportan energía a tu barra. Y creo recordar que la roja daba más.
-la L, más potencia para el laser
-la S, más velocidad para tu nave.
-la W, que te pasabas media fase a velocidad supersónica pasándote del tirón zonas muy complicadas.
-la M, más potencia para los misiles.

En cuanto a las naves finales reunidas con los pedazos que nos vamos encontrando (había 8 diferentes), --No pongo imágenes porque las que he encontrado estaban en una página japonesa y son demasiado pequeñas. Si encuentrase otras, actualizaría esta entrada.



-Nuclear, la más bestia de todas. Ideal para el jefe final.
-Escudo, nave escudo que absorberá los impactos durante el tiempo que dure la barra de energía.
-Octo, nave con la capacidad de disparar en 8 direcciones
-Fuego, nave que lanza una lengua de fuego que acaba con todo.
-Trueno, pues ¿tú qué crees?
 -Cañón, dispara un potente laser en V invertida que arrasará con todo y en un instante.
-Paralizador, congela los enemigos.
-Homing, se convierten en dos bolas que a su vez se transforman en otras tantas.

Hasta se le llegó a llamar Arian Mission. Desconozco a qué vino tanto cambio.

Como dato, hay que decir que para llegar a transformarse en alguna de estas naves, nuestra barra de energía deberá estar llena hasta poco más de la mitad. Una vez activada la transformación, la energía se irá gastando, con lo que sería muy importante ir recogiendo letras E (más rojas que amarillas), las cuales proporcionan energía.

Curiosidades:
 
-Como en muchos de estos juegos, al morir volveremos a un punto de autoguardado con la energía y las armas del comienzo de la partida. Por lo general hay uno en la mitad de cada nivel.
-En 1987 se hizo una versión para la Nintendo de 8 bits.
-La licencia sacó el mismo juego con 3 nombres distintos para según qué zona del mundo.
-El éxito de este juego originó que se hiciera una secuela para NeoGeo : Alpha Mission II
-Es para dos jugadores, aunque uno después de otro, como muchos arcades de la época.
-La resolución de juego es de 216 x 288
-Aunque aquí se le llamo Alpha Mission, la recreativa en la que yo jugaba, extrañamente tenía lo de ASO en pantalla. De hecho fue por ese nombre como lo busqué en la rom.
-3 botones: disparo, misiles y transformación.
-Hay letras en el juego que restan energía.
-Algunos enemigos cambian de color, evidenciando la poca vida que les queda.
-Aso son las siglas de un análisis de la sangre para medir los anticuerpos.

Alpha Mission 2, del cual hablaré cuando lo pruebe.

otra imagen del juego. 

Y como no, unos vídeos :)

Versión NES 

De la versión arcade sólo encontré un video y tiene tan mala calidad que mejor no ponerlo.La única diferencia entre esta y la de NES, es que la versión de recreativa tiene mejor paleta de colores y los gráficos están algo más detallados que en la consola de Nintendo.

Conclusión:

ASO es un juego de naves a la vieja usanza. Ni muy fácil ni difícil, pero con la justa medida para pasarlo en grande jugándolo. Uno acabará acostumbrándose a los niveles y disfrutando de su propia pericia.

Hay otras opciones mucho más endiabladas, pero si eres de esas personas que desisten tras muchas muertes en el mismo lugar, ASO es tu juego. Con esto no digo que sea una nenaza entre los arcades, pero al menos te permite de un modo lógico y a través del método fallo-repetición, que el jugador aprenda sus movimientos y avanzar.

Con una banda sonora bastante decente y que ambienta, con una jugabilidad muy acertada pese al paso de los años, este juego se convierte en un título más que recomendable.

Hasta la próxima :)
Si te ha gustado, comparte la entrada :

3 comentarios:

  1. siiiiiiiiii jajaja
    recuerdo muy bien este juego
    lo malo es que ya no so ve en esas maquinas con palanca ahora solo lo juego en MAME en esos tiempos lo terminaba era mi juego favorito

    graicas por l ainfo

    ResponderExcluir
  2. hola estoy buscando un juego de esa época de los 80 a 90 , al comenzar el juego aparece una nave viajando a velocidad luz con música de fondo una guitarra eléctrica la nave se maneja al centro de la pantalla la cual gira esta nave debe completar la misión destruyendo con un misil tipo torpedo una nave octogonal como las que sale en el xevious, luego al destruir esa nave termina su misión y toma velocidad luz para continuar otra misión ¿ alguien se acuerdacomo se llamaba ese juego ? lo estoy buscando pero no sé su nombre si alguien pudiera decirme y me envía una correo a patitofeolindo@live.com gracias...

    ResponderExcluir
  3. Uff, muy poca info. Si no se movía del centro podría ser o una variante del ASteroids (que lo dudo) o el Bosconian._Pero a este no me lo imagino con guitarra como fondo ni nada por el estilo. Es muy viejo. Ahora mismo no sé :S

    ResponderExcluir

Échale un vistazo a todas las entradas de RetroNewGames

 
Toggle Footer
Top