12 de fevereiro de 2010
0 comentarios

Xogo - Retro: Road Fighter (Arcade/Msx)

2/12/2010
Corrían los 80. Había poco terreno explorado en esto de los videojuegos y todo lo recien llegado, era considerado como savia nueva. El título que nos ocupa no fue menos. Concebido como un juego de carreras para los salones recreativos. Road Fighter tuvo el enorme privilegio de ser el primer videojuego de conducción creado por Konami. Drivers, start your engines....!!!

Nota: Las imágenes "in game"  están sacadas por mí para este análisis.


Historia:

Konami por aquel entonces había dado muestras de su gran poderío en el entorno de las máquinas arcade, a las cuales dedicó sus esfuerzos a partir de 1978. Año en la que la compañía de Osaka creo su primera máquina recreativa. Títulos como Frogger 1981 y Super Cobra todavía pululan por las retinas de algunos mameadictos como este servidor, haciéndonos disfrutar si cabe, tanto o más que con los juegos de nueva hornada.

Pero fue en Diciembre de 1984 cuando la compañía decidió darle un rumbo nuevo a su estilo, y es aquí cuando entra en juego su primer videojuego de carreras. Road Fighter (RF). Un juego que guarda similitudes con otros títulos como Hang On y Outrun. De hecho estos bebieron de RF en muchas de sus concepciones aunque aparentemente no tenían nada que ver.

Su éxito fue tal, aunque no arrollador, que poco después dos secuelas directas verían la luz. Road Fighter 2 y Winding Heat. Así mismo surgieron diferentes versiones tanto para Msx en 1985 como para la primera Nintendo en el mismo año (esta idéntica a la original).


Antes de nada una de datos técnicos:


Main CPU : M6809 (@ 2.048 Mhz)
Sound CPU : Z80 (@ 3.579545 Mhz)
Sound Chips : DAC, SN76496 (@ 1.789772 Mhz), VLM5030 (@ 3.58 Mhz)

Screen orientation : Vertical
Video resolution : 224 x 256 pixels
Screen refresh : 60.00 Hz
Palette colors : 32


Gráficos:

Este juego se disfrutaba desde una vista aérea. En esta tenemos total control sobre lo que sucede en la carretera. Por fortuna los circuitos, o mejor dicho, el circuito, ya que es una carrera consecutoria en la que vamos avanzando a medida que hacemos kilómetros por, supuestamente alguna zona en la costa californiana, van cambiando tanto su colorido como los elementos que lo componen. Así pasaremos y distinguiremos zonas de urbanización, playas, puentes, aparcamientos, campos, canchas de tenis, sombrillas, y hasta los consabidos carteles de la propia Konami. Todo esto parece increible para un juego de este año, así que podemos decir que en este aspecto, supieron cuidar el entorno y lo que es más importante, la credibilidad de que realmente estábamos viajando a toda velocidad.

El menú no es que sea un gran despliegue de medios, pero es de agradecer que hayan incluído el dibujo del coche y no simplemente una secuencia de letras, como era costumbre en la mayoría de los juegos de la época. Tanto en este como en las pantallas adicionales, estamos sobradamente informados sobre lo que ha sucedido o sucede en carrera.



Los coches son muy básicos, aunque la vista escogida de juego tampoco daba para realizar mucho más. Diferenciaremos por colores y formas algunos de los vehículos que nos toparemos en nuestro paso. Controlando quiénes son más pasivos y cuáles más activos. Hay vehículos que nos lo pondrán algo dificil. Sus animaciones son muy toscas, no distinguiremos cuando giran hacia la derecha ni cuando hacia la izquierda, pues siempre se representan en línea recta transformándose únicamente el recorrido. En cambio nuestro coche sí dispondrá de una animación básica para cuando nos encontremos "trompeando" o explosionemos al chocar.

Los escenarios son para en comparación con otros del mismo año bastante ricos, lo único que se les echa en falta es quizás un mayor dinamismo en estos, el cual es nulo y abusa de las formas rectas.

Seguramente no decepcionará, sí es mejorable pero para nada desastroso como no dudaron en tildarlo en algunos análisis del momento.

Sonido:

Practicamente inexistente. Tan sólo disfrutaremos de música al inicio de la carrera y el resto de los efectos especiales. Facilmente reproducibles por el teclado más cutre y pequeño que pueda tener tu hermano pequeño. Lo más parecido con la realidad quizás, sea cuando chocamos y al derrapar el coche. Muy, muy flojo en este aspecto.

IA:

Nula. Los vehículos tienen unas rutas predefinidas, aunque habrá algunos que girarán a uno y a otro lado aleatoriamente, desconociendo e ignorando tu presencia. Incluso en algunas pruebas me he puesto delante de ellos y al aminorar la marcha, no hicieron más que "golpear por detrás" hasta aburrirme.


Jugabilidad:

Un juego muy básico en su manejo. Con la palanca o las flechas direccionales, si eres usuario de Mame, podrás dirigir el vehículo. Hacia la derecha, hacia la izquierda y aminorar la marcha calcando hacia atrás. También como no, usaremos un botón para acelerar y otro con el que accionaremos una especie de turbo, haciéndonos más dificil el esquivar los coches mientras realizamos un recorrido por todo un estado.

Y es que de eso se trata este juego. De ir esquivando los vehículos que adelantemos mientras avanzamos verticálmente por la pantalla. Esto aunque pueda parecer fácil no lo es tanto, ya que nos veremos obligados a acrecentar nuestra marcha si queremos llegar a tiempo. Tiempo que aquí viene representado por una barra de gasolina (fuel), que se irá gastando poco a poco. Esta se puede rellenar mediante ciertos items de varios colores que aparecen en mitad del recorrido. A más de 200km por hora el no chocar contra los coches se convierte en algo especialmente dificil. Máxime a partir del segundo trayecto.

La mayor parte de los vehículos circularán a velocidad moderada, aunque nos encontraremos otros que incluso adelantan y lo hacen al doble que estos. También encontraremos coches de la policia, o al menos eso es lo que aparentan los sprites.

En pantalla tendremos toda la información necesaria, tanto la velocidad alcanzada, nivel de combustible, así como el número de vehículos adelantados. En la parte superior, a modo de guía, habrá un baremo que nos enseña la cantidad de recorrido realizado y lo que nos queda para llegar a la meta. Al final de esta se nos mostrará en pantalla tanto la puntuación y ranking, como la velocidad media que hemos alcanzado. Bastante informativo a mi parecer.

Lo llamativo es que junto a la barra de fuel, habrá una que nos informará acerca de las revoluciones conseguidas por el motor y el cambio de marchas. Y destaco un cuenta-kilómetros, que muestra de manera muy exagerada los recorridos.

Aquí no gastaremos vidas, tan sólo gasolina, y al llegar al final de su depósito daremos por concluida la partida. Tres golpes son los necesarios normalmente, y a gran velocidad, para que nuestro coche explote. Incluso nos saldremos de la pista y daremos vueltas si rozamos con algún oponente por muy débil que este sea. Lo que sí me ha llamado la atención es que si son ellos los que golpean tu coche por detrás, a ti no te pasa nada, sin embargo ellos explotarán.

 

 Pero no sólo los coches nos pondrán las cosas difíciles, ya que durante la carrera el propio asfalto también aportará su granito de... agua, aceite, objetos, e incluso algúna que otra rampa sobre la cual podremos saltar o chocar. Aunque desconozco hacia donde te manda ya que siempre las he pasado de largo.

Este juego dispone de un modo para dos jugadores, aunque por desgracia y debido a su funcionamiento, deberemos turnarnos. Lo que se llama un "cambio de culo en el taburete", muy propio de los bares y salones.
Conclusión:

Un buen juego, entretenido para un momento. De corta duración pero intenso y el cual te recomiendo probar, aunque sea tan sólo para que saborees un poco de historia videojueguil.

 

Curiosidades:
-Este juego salió de nuevo a la palestra, relativamente reciente en dos plataformas:

Sony PlayStation (1999, "Konami Arcade Classics")
Nintendo DS (2007, Konami Classics Series - Arcade Hits)

-Hay algún que otro remake reciente por la red sobre este juego con una paleta de colores un tanto más variada.

-Algunas de las revistas especializadas de la época calificaron a este juego, como sucio, pobre, desastroso y de pésima calidad. Pienso que totalmente injustificado.

-La versión de Nintendo es algo más fácil, incluso puedes chocar indiscriminadamente puesto que no te sucederá nada. La variación de colores entre los vehículos es algo mayor y cada uno actúa de un modo muy diferente entre sí. El número de sus niveles es algo más pequeña pero en cambio su rejugabilidad y duración parece ser mayor en general.El manejo es bastante más sencillo pero en cambio la información dada en pantalla es muy escueta, quedando muy por debajo de la original.


Espero hayáis disfrutado con esta pequeña revisión de un título que acompañó los salones de mi niñez. Os dejo con unos vídeos de otras versiones. Hasta la próxima entrada.


Remake para Linux.


Original.


NES.
Si te ha gustado, comparte la entrada :

0 comentarios:

Postar um comentário

Échale un vistazo a todas las entradas de RetroNewGames

 
Toggle Footer
Top