31 de dezembro de 2021
2 comentarios

Opinión: El año que acaba.

12/31/2021

Pues otro año más que se nos va por el retrete, compañeros del retro y, aunque no tenía pensado dedicarle unas líneas a este 2021 que muere y que me ha resultado un tanto regulero, ha sido al ver la entrada del Señor Suso junto a sus cavilaciones y puesto que ya lo había hecho otros años, que me he vuelto a decir: ¿Por qué no? 

¡¡¡alehop!!! No me gustaban las imágenes que había en Google de 2022...- adelantemagazine

Bienvenidos, una vez más, a otra entrada de opinión.

Como decía, termina el año 2021 y empieza el que le sigue; hasta ahí, todos sabemos sumar. Cuatro números que en mi caso han sido bastante regulares con algún que otro tramo muy malo por temas ´de salud, pero que contrastan enormemente si lo comparamos con lo que supuso 2020 (fue un buen año aunque los ha habido mejores incluso estando confinado y convaleciente de un accidente, y del podéis leer el balance que hice desde aquí). Aún así, será porque ya estoy algo curtido y he intentado tomarme este con bastante resignación y hasta cierto punto con alegría -acompañándome, claro está, de quienes realmente me importan y mis verdaderos amigos- al intentar mantenerme siempre activo, con algunas ilusiones (cada vez menos tal y como está el mundo y sus gentes) y en definitiva, ganas de pasármelo bien y vivir. Termina, sí, y lo hace con una Navidad algo más calurosa que de costumbre pero que en realidad no me aporta nada; para mí estas fechas siempre han sido sinónimo de turrón de chocolate, el coñazo de la familia, el paripé de conocidos, polvorones, y poco más. Sí, estoy hecho todo un Señor Scrooge de la vida, pero os aseguro que hubo un tiempo en que fui mucho peor. Hay quien dice que me estoy ablandando o que -más bien va a ser esto último- todo empieza a darme igual. Serán cosas de la edad, como decía la canción.

Pero a lo que iba, que total, si os habéis leído alguno de mis balances más o menos sabéis lo que calzo, este año, y si queréis podéis echarle un vistazo a las entradas que he ido subiendo, no me he acabado muchos juegos aunque sí han caído algunos que tenía pendientes y que considero imprescindibles para entender y disfrutar de los videojuegos. A destiempo -ya sabéis que suelo jugar a títulos que acaben oliendo a rancio- pero que llenaron mis horas de ocio con inmenso placer. Por ejemplo, Assasin's Creed, el primero, sí... un juego con un apartado técnico tremendo que se iba desinflando a las pocas horas y que me servirá para empezar el siguiente y, el otro, Syberia, una aventura gráfica como las de antes y que con su primera entrega me hizo rememorar sensaciones de otro tiempo en mi vida y en otro lugar. Os arrastro por aquí los análisis y vídeos que hice en su momento para que los sufráis (están completos):



Pero no han sido los únicos ni los últimos que hayan pasado tanto por mis consolas como por mis ordenadores. Además se puede decir que este año he recuperado del olvido objetos de cuando aún era un niño (de los que os hablé en la sección de "En el paquete") donde algunos de mis originales acabaron en la basura, con lo que si 2020 fue el año en el que esta sección creció, mi síndrome agónico de Diógenes lo ha hecho todavía más, y si el año pasado inicié enero con el clásico Alone in the Dark, el uno del mismo mes pero del que ahora termina, lo hice con un juegazo como la copa de un pino que es el Doom de PSX; al que sigo jugando y disfrutando de vez en cuando y al que recurro cuando me apetece algo directo y sin complicaciones y en su consola original. En la retaguardia con más calma de la que quisiera (muy de vez en cuando y algunos empezados hace mucho tiempo) a Final Fantasy X (que lo he dejado un poco de lado a pesar de que me encanta), Silent Hill 3 (sublime), Skyrim (en una de mis partidas interminables), Okami, maravilloso y original,  el clásico Resident Evil 1 (que me he acabado no sé cuántas veces), el primer Xcom moderno, algunos otros tantos en Steam, y diversos títulos de Master System tanto originales como emulados en mi maravillosa PSP. Y entre una y otra cosa, cuando quería echar una partida rápida y no liarme con demasiados cables o para matar un poco el rato, tirando de la Snes Mini (un abrazo efusivo para todos los mongolos que se reían y decían que la tendría criando polvo en la estantería y que la compraba por moda, como si me la hubieran pagado ellos o les molestara..). Y qué decir del resto de consolas de mi colección a las que le doy cera cuando toca y para que no se estropeen antes de tiempo.

También me he hecho con algunos videojuegos de PC sin contar los que han caído en la sección antes citada del blog y mi regreso a la saga Myth (no he hablado de ellos por querer hacerlo más tarde y al final...), una pequeña colección de camiones en miniatura que está comiendo espacio que da gusto por casa, y la llegada del pequeño pero muy práctico M700 de Lenovo (que uso incluso más que mi portátil de la misma marca) y el PC nuevo de sobremesa, un Ryzen, que me he montado este último mes y que me ha traído por el camino de la amargura durante dos semanas (quería hablaros de ello este año pero me dio mucha pereza, qué os voy a decir...). Bueno, y que por fin completé la colección de Tomb Raider en la primera Playstation con Chronicles, de los títulos más difíciles ahora mismo de conseguir. A mucha gente no le gusta, pero a mí me encanta.

La colección de Tomb Raider en PSX al completo.


Y a todo esto se suman felizmente el inicio de dos proyectos: uno de ellos muy ambicioso y complicado por la parte que me toca y que es lo que más tiempo me está llevando ahora mismo, pero que me devuelve otra vez a un campo que llevaba unos años abandonado, y otro que me hace mucha ilusión por aportar mi granito de arena y que tiene que ver con un videojuego. De este espero daros pronto noticias, pero por el momento no voy a soltar prenda. 

Y Youtube... el canal sigue aunque me lo estoy tomando con otra filosofía y subo de higos a brevas. Juego, luego existo y me divierto, y lo demás no me importa. Tampoco me paso por canales de otra gente como lo hacía antes, creo que fue una etapa, así que tampoco voy a obligar a los demás a que me vean. Con la llegada del canal lgtb de Netflix a mi vida creo que ya tengo suficiente. 

De lo demás, pues lo de siempre, en lo personal poca cosa; en la brecha y en lontananza algún que otro cambio, pero disfrutando de las cosas sencillas, enfrentándome con estoicismo, porque no queda otra, a los problemas que van surgiendo, pero intentando vivir todo lo mejor que puedo y con la gente que aprecio, que es poca pero suficiente.

El mundo, ya os lo dije una vez, se pudre lentamente y la gente que lo puebla parece que, o no se entera o no le importa, todo es más falso que Judas y que los duros de seis pesetas, pero los videojuegos, ay amiguitos, los videojuegos, aunque sean malos con ganas y nadie os comprenda, ellos siempre estarán ahí. Disfrutadlos, que igual que este 2021, al final todos nos vamos al hoyo. 

Si te ha gustado, comparte la entrada :

2 comentarios:

  1. Mira que os digo siempre que no me tengáis como ejemplo a seguir, y al final pasáis siempre de mis consejos XD

    No tenía ni idea de que habías sufrido un accidente laboral, menudo año más completo tuviste. Espero y deseo que estés mejor y que la cosa haya quedado en el susto.

    Tremenda la colección que te has armado con los Tomb Raider de PSX, yo hice algo parecido y me pillé los de PC (en físico obviamente) me falta únicamente el primero, pero ya lo conseguiré en algún momento. Me interesaba sobretodo tener el tercero que no lo tengo en ninguna otra plataforma.

    En cuanto a los proyectos que te traes entre manos, estoy deseando ver con qué nos sorprendes. Viniendo de ti, la calidad estará asegurada.

    En fin, espero que entres en el año con buen pie, que la vida te sonría y esas cosas que se suelene decir. Sobretodo disfrutemos lo que nos dejen que como bien apuntas, acabaremos todos en el mismo sitio.

    Un abrazo tío!

    ResponderEliminar
    Respostas
    1. Nah, una piedra de estas tochas que cayó monte abajo y casi me revienta. Me avisaron, pero ya no me dio tiempo. Pero aquí estoy, mal que les pese a algunos XD.

      Las versiones de pc, aunque técnicamente están mucho mejor (y son los que primero jugué y acabé en su tiempo), están un tanto descuidadas y la mayoría de las versiones que quedan por ahí son las de las revistas. Esas sí son fáciles de encontrar.

      Sobre los proyectos, pues cuando toque, que al final se gafa :)

      Lo mismo te deseo, compañero.

      Eliminar

Para los COMENTARIOS:

1-Enlace roto: avisadme en la misma entrada para solucionarlo.
2-Siempre respondo.
3-Para responder un mensaje anterior, usad la opción "responder". Así los mensajes estarán ordenados y en su contexto. Muchos respondéis sin nombre de usuario ni explicaciones, y se complica saber de qué habláis.
4-Mensajes de tipo "spam" con enlaces, webs, y otros contenidos ajenos al blog, serán eliminados automáticamente.
5-No comparto mi teléfono ni WhatsApp. Sólo correos.
6-Sed respetuosos.

retronewgames.web(arroba)gmail.com

Podéis acceder al canal de Youtube en el menú de arriba de todo (GamePlays) o tirando de Google incluyendo "O Barallo - Retronewgames".

Gracias a todos por participar.

Échale un vistazo a todas las entradas de RetroNewGames

 
Toggle Footer
Top